Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

ESCALA EN PARÍS

Luis Alberto Albán: "hay mucho incumplimiento del acuerdo de paz en Colombia"

Saber más

EN FOCO

En Estados Unidos, los "pobres que trabajan" se encuentran sin hogar

Saber más

EN FOCO

Kenia: ¿renta universal para contribuir al desarrollo?

Saber más

ECONOMIA

FMI destaca avances en las conversaciones con Argentina para nuevo acuerdo

Saber más

EN FOCO

Egipto: una ley contra la cibercriminalidad acusada de violar las libertades

Saber más

EE. UU. y Canadá

Fiscal de Pensilvania: “Prefirieron proteger a los abusadores y a su institución por encima de todo"

© Jason Cohn / Reuters | Las nubes pasan sobre una iglesia católica de Pittsburgh, Pensilvania, EE.UU., el 14 de agosto de 2018.

Texto por France 24

Última modificación : 15/08/2018

Es considerada como la mayor investigación que se dio hasta ahora. El fiscal general de Pensilvania anunció que tiene en la mira a 300 curas de seis diócesis de ese Estado que habrían abusado de más de 1.000 menores a lo largo de décadas.

El periodo que cubre la investigación es tan extenso que la mayoría de los delitos ya están prescritos y muchos de los victimarios ya murieron. Sin embargo, este caso es uno de los mayores escándalos que tendrá que enfrentar la Iglesia católica de Estados Unidos.

Son acontecimientos ocurridos en Pensilvania, en el noreste del país, los que están bajo la lupa de la justicia. En un informe de más de 1.300 páginas, un gran jurado detalla pruebas a través del análisis de más de medio millón de documentos que circularon en varias de las diócesis del Estado.

Un trabajo titanesco que permitió dar con 300 curas pedófilos y unas 1.000 víctimas. Aunque los investigadores consideran que el número de menores afectados podría ser mucho más elevado ya que muchos nunca denunciaron y algunas piezas claves para la investigación se perdieron.

Algunos graves hechos ya se prescribieron ante la justicia

"La mayoría de las víctimas eran niños, pero también hubo niñas. Algunos eran adolescentes, muchos eran prepúberes. Algunos fueron manipulados con alcohol o pornografía", señalan los investigadores en el informe, que detalla minuciosamente casos que transcurrieron en fechas muy variadas. Pues el reporte cita tanto a cleros que entraron en función en 1947 como en 2013.

No obstante, se revelaron varios hechos ocurridos hace tanto tiempo que salen de los plazos jurídicos y prescribieron.

“No estamos satisfechos con los pocos cargos que podemos presentar, que representan solo un pequeño porcentaje de todos los abusos de menores que vimos", lamentan los investigadores y señalan que "a raíz del encubrimiento, casi cada instancia de abuso que hallamos es demasiado antigua como para presentar cargos".

El informe denuncia un encubrimiento sistemático perpetrado por la entidad eclesiástica. "Los sacerdotes estaban violando a niños y niñas, y los hombres de Dios que eran responsables de ellos no solo no hicieron nada sino que lo escondieron todo. Durante décadas", denuncia el documento.

El nuevo y mayor escándalo de la iglesia católica estadounidense

Hasta ahora, la investigación permitió inculpar a dos curas y se comprobó que uno de ellos agredió sexualmente a dos niños durante años, hasta el 2010.

"El patrón era abuso, negación y encubrimiento. A los niños se les enseñó que este abuso no solo era normal sino además sagrado", describió Josh Shapiro, el fiscal general de Pensilvania, en una rueda de prensa, con víctimas llorando a su lado.

Los investigadores, comprometidos a seguir avanzando

Los investigadores prometen ir más allá de lo revelado: "estamos enfermos por todos los crímenes que no serán castigados ni compensados. Este informe es nuestro único recurso. Tanto a los depredadores sexuales como a aquellos que los encubrieron, vamos a llamarlos por sus nombres y describiremos lo que hicieron."

Este nuevo escándalo supera al de Boston, en Massachusetts, donde fueron identificados entre 150 y 250 sacerdotes abusadores en 2002.

La ONG Bishop Accountability estima que son entre 5.700 y 10.000 los curas que fueron denunciados por acoso y abuso sexual en Estados Unidos, pero solo una minoría de ellos fue condenada. La organización reveló que la Iglesia católica estadounidense gastó más de 3.000 millones de dólares para alcanzar acuerdos con las víctimas. Según sus estimaciones, serían más de 100.000 en el territorio nacional.

Con AFP

Primera modificación : 15/08/2018

  • Pederastia en Australia

    Exarzobispo australiano cumplirá prisión domiciliaria por encubrir casos de pederastia

    Saber más

  • Abusos en Chile

    Dos enviados del papa Francisco llegan a Chile para indagar los abusos

    Saber más