Saltar al contenido principal
Historia

La hegemonía del Partido Colorado en la historia de Paraguay

La llegada a la presidencia de Mario Abdo Benítez amplía el espectro histórico del Partido Colorado en el poder paraguayo.

Anuncios

Si no fuera por la irrupción de un período de gobierno de izquierda en el 2008, el Partido Colorado llevaría más de 70 años en el poder del Paraguay.

Desde 1947, este partido consolidó su hegemonía como resultado de una guerra civil. Hasta 1962 reinó en solitario como único partido político del Paraguay, y la figura sobresaliente fue la del general Alfredo Stroessner, quien desde 1954 hasta 1989 estuvo al mando del gobierno.

El régimen de Stroessner fue el segundo más largo de América Latina, después del de Fidel Castro en Cuba. También fue parte de la época de dictadores militares en el sur del continente, acompañado de Augusto Pinochet en Chile, Jorge Videla en Argentina, Hugo Banzer en Bolivia y Castelo Branco en Brasil.

A Stroessner se le acusa de haber acogido a los criminales de guerra nazis, de haber torturado y encarcelado a sus detractores y opositores, así como de haber perseguido a la población indígena, en especial a los indígenas Ache, con prácticas de asesinatos y esclavitud.

En su régimen se cuentan más de 400 ejecuciones y 20 mil personas encarceladas, de acuerdo con una Comisión de la Verdad que publicó las cifras en el 2008.

Luego de un golpe de estado en 1989, organizado por un grupo de tradicionalistas pertenecientes al propio Partido Colorado, Paraguay entró en una era de modernidad política.

Sin embargo, el nuevo sistema democrático de los años 90 trajo consigo disputas políticas al interior del Partido Colorado que derivaron en crisis económicas y en manifestaciones violentas conocidas como el 'marzo paraguayo'.

En el 2008, el candidato Fernando Lugo, representando una coalición de izquierda, ganó la presidencia luego de prometer un gobierno con reforma agraria y mejoramiento de la justicia.

No obstante, un juicio político en su contra adelantado por el parlamento, lo destituyó antes de que terminara su mandato en el 2013.

Enseguida, el Partido Colorado retomó su puesto en el gobierno con la figura de Horacio Cartes.

Ahora con Mario Abdo Benitez en la presidencia, los paraguayos están a la expectativa sobre sus políticas de derecha en contra del matrimonio homosexual, en contra del aborto, y a favor de los negocios extranjeros para exportar soya.

Para muchos en la oposición del Paraguay, es un heredero del 'Stronismo'. Para otros, una figura joven, que con 46 años, tiene el gran reto de sacar a Paraguay de la lista de los países más pobres de América Latina.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.