Saltar al contenido principal

Partido de los Trabajadores inscribió candidatura presidencial de Lula da Silva "porque el pueblo lo quiere"

Las principales calles de Brasilia, la capital fueron escenario para que decenas de personas salieran a marchar a favor de la inscripción de Lula da Silva, como candidato.
Las principales calles de Brasilia, la capital fueron escenario para que decenas de personas salieran a marchar a favor de la inscripción de Lula da Silva, como candidato. Evaristo SA / AFP

Luiz Inácio Lula da Silva es el primer político en la historia del país que se inscribe a unos comicios desde la prisión. Pero ahora el Tribunal Superior Electoral deberá decidir si veta la candidatura del expresidente brasileño.

Anuncios

Tal y como lo había anunciado hace días, este 15 de agosto y en el filo del plazo para la inscripción de candidatos para los comicios presidenciales en Brasil, el Partido de los Trabajadores (PT) inscribió ante el Tribunal Superior Electoral la candidatura del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

"Es candidato en nombre del pueblo y porque el pueblo lo quiere", dijo la presidenta del PT, Gleisi Hoffmann, después de inscribir la candidatura que podría ser rechazada debido a las normas que le impedirían disputar cualquier cargo electivo a personas con una condena ya ratificada en segunda instancia, como es su caso.

'Lula', como es llamado por sus seguidores, se encuentra en prisión desde abril luego de haber sido condenado por corrupción pasiva y lavado de dinero.

En el trámite, el PT también registró como compañero de fórmula del expresidente a Fernando Haddad, quien sería el candidato a presidente si, tras una posible respuesta negativa del Tribunal, el exmandatario no pudiera participar en las elecciones que se celebrarán el 7 de octubre.

El PT publicó en su cuenta oficial el documento firmado en el que se evidencia la inscripción de Lula da Silva. Con el "#LulaEsCandidato" la noticia se difundió rápidamente.

Lula Da Silva: "mientras esté preso, ustedes serán mi voz"

Pocos minutos después de conocerse la inscripción, de la cuenta en Twitter del expresidente se publicó una serie de más de 20 tweets en los que envió agradecimientos por el apoyo.

"Hoy registré mi candidatura a la Presidencia de la República, después de que mi nombre fuera aprobado en la Convención del PT y con la certeza de que puedo hacer mucho para sacar a Brasil de una de las peores crisis de la historia", escribió el exmandatario.

Entre la lista de publicaciones en la red social, Lula da Silva aprovechó para dar declaraciones sobre su caso, que continúa definiendo como "persecución política".

“Hace un año, un mes y tres días, Sérgio Moro usó su cargo de juez para cometer un acto político: él me condenó por la práctica de "actos indeterminados" para intentar sacarme de la elección. Usó una "fake news" sobre un apartamento en Guarujá (...) desde entonces el pueblo brasileño aguarda en vano que Moro y los demás jueces que confirmaron mi condena en segunda instancia presenten alguna prueba física de que soy el propietario de aquel inmueble", se lee también en la carta emitida por Lula y publicitada en sus redes sociales.

En el texto, añadió que "cada uno de ustedes será Lula haciendo campaña por el país", porque "mientras esté preso, ustedes serán mi voz".

Informe desde Río de Janeiro: posibles escenarios tras la inscripción de la candidatura de Lula

La inscripción estuvo enmarcada por concentraciones a favor del expresidente

Las principales calles de Brasilia, la capital de Brasil, fueron escenario para que decenas de personas salieran a marchar a favor de la inscripción de Lula da Silva como candidato presidencial.

“Lula libre, prisión sin prueba” o “viva nuestro candidato, está preso injustamente”, fueron algunos de los mensajes que se podían leer en las pancartas de color rojo, simbólico del PT.

De acuerdo a las últimas encuestas, si pudiera ser candidato Lula tendría un 30 % de intención de voto y vencería a cualquiera de sus posibles adversarios en segunda vuelta.

Pero con un escenario tan complejo, la última palabra la tendrá el Tribunal Superior Electoral que deberá decidir si permite o no la viabilidad de la candidatura.

Además, el PT contará con un plazo para recurrir a instancias superiores en caso de ser necesario y hasta el 17 de septiembre para nombrar un sustituto.

La duda que plantearía esta jugada política del PT es si Lula será capaz de endosar sus votos a otro candidato, en este caso su fórmula vicepresidencial, en un tiempo limitado y en un contexto espinoso.

Con AFP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.