Saltar al contenido principal

México destaca avances con EEUU en normas de origen en TLCAN excepto en autos

Anuncios

Washington (AFP)

México destacó el miércoles el progreso logrado con Estados Unidos sobre las normas de origen en la revisión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), aunque dijo que siguen discutiendo las que atañen a la industria automotriz, punto espinoso de las pláticas.

"En reglas de origen que no sean las de automóviles estamos bien, bien avanzados", dijo a periodistas el secretario de Economía mexicano, Ildefonso Guajardo, jefe negociador en las conversaciones para modernizar el pacto vigente desde 1994 entre México, Estados Unidos y Canadá.

Guajardo y el representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, su contraparte en las conversaciones, se reunieron en Washington como hacen desde finales de julio para resolver asuntos bilaterales, luego de que las negociaciones entre los tres socios se estancaron en mayo.

"Estamos avanzando como lo hemos hecho en las últimas tres semanas y estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo. No sabemos si habrá una conclusión exitosa, lo estamos intentando", dijo Guajardo, al ser preguntado sobre la posibilidad de lograr un nuevo TLCAN antes del final de agosto.

Esta fecha límite se debe a que Estados Unidos y México quieren sellar un nuevo pacto antes de que el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, deje el cargo el 1 de diciembre, y para que eso ocurra, el Congreso estadounidense debe ser avisado del acuerdo preliminar de las tres partes con 90 días de anticipación.

"Confiamos en que veremos la luz al final del túnel", señaló Guajardo, quien antes de la reunión de dos horas con Lighthizer dijo que había hablado por teléfono con la canciller canadiense, Chrystia Freeland, y estaba "esperanzado" de poder sostener conversaciones trilaterales pronto.

Consultado sobre cuántos nuevos capítulos se consideraban cerrados de los 30 en discusión, Guajardo señaló que "ya no es ya cuestión de capítulos, es cuestión de párrafos y de temas" con miras a un acuerdo integral.

"Nada se concreta hasta que todo se haya concretado, por lo que no podemos dar nada por sentado hasta que no terminemos todo", dijo, repitiendo su mantra de las últimas semanas.

El tema de las reglas de origen, esto es, el porcentaje de contenido local que deben tener los productos intercambiados entre los socios del bloque para que estén libres de aranceles, es uno de los focos de la revisión.

El debate es especialmente álgido para la industria automotriz, donde los insumos cruzan varias veces las fronteras durante el proceso de ensamblaje.

Actualmente, un automóvil debe tener 62,5% de contenido norteamericano para no pagar aranceles, pero Estados Unidos busca incrementarlo a 85% y quiere que 50% de los componentes de los vehículos de la región sea de origen estadounidense.

México y Estados Unidos negocian no sólo esos porcentajes, sino los plazos en que entrarían en vigor esas modificaciones.

El asunto es crucial para México, donde la industria automotriz representa el 30% de sus exportaciones.

El TLCAN se renegocia desde agosto del año pasado a exigencia de Trump, quien lo ha calificado de "desastroso" para su país, argumentando pérdida de empleos e inversiones.

El presidente estadounidense subrayó el miércoles la importancia de mejorar "los horribles e injustos acuerdos comerciales" que dijo haber heredado al llegar al cargo.

"A otros países no se les debería permitir entrar y robar la riqueza de nuestro gran EUA. ¡Ya no!", tuiteó.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.