Minera Escondida y sus trabajadores a un paso de evitar huelga en Chile

Anuncios

Santiago (AFP)

El Sindicato Nº1 de mina Escondida, el yacimiento de cobre más productivo del mundo, y la gigante BHP anunciaron este miércoles que lograron un "acuerdo", y extenderán el periodo de mediación para que los trabajadores definan en asamblea si sellan el pacto con la empresa para evitar la huelga.

El gremio envió un comunicado interno a sus trabajadores, que se divulgó en la madrugada del miércoles, en el que informan que recibió una propuesta que estiman que "reúne las condiciones para ser presentada a la asamblea de socios, a fin de que decidan su aceptación o rechazo".

Por eso "se acordó con la compañía extender la mediación obligatoria a fin de realizar asambleas en la mina y en una serie de ciudades", agrega el documento.

Horas después, BHP -multinacional que opera la mina- informó que tras un "extenso periodo de conversaciones" gremio y empresa arribaron a un "acuerdo durante el proceso de mediación ante la inspección del Trabajo".

"La compañía hizo un enorme esfuerzo para llegar a este acuerdo. Aprendimos de los procesos anteriores, fuimos flexibles y dialogantes, y este acuerdo es fruto de esa actitud como también de la disposición del Sindicato Nº1", señaló Patricio Vilaplana, vicepresidente de Asuntos Corporativos de Minera Escondida.

El año pasado, los trabajadores protagonizaron la huelga más larga de la historia de la minería chilena, con 44 días.

Por su parte, el ministro de Trabajo, Nicolás Monckeberg, publicó en su Twitter su satisfacción por el acercamiento de las partes.

"Valoro y destaco las largas horas de trabajo, el diálogo y la voluntad de acuerdo que primó entre los dirigentes sindicales de La Escondida, sus asesores y la empresa. Estoy seguro que será valorado por todos", señala la publicación del funcionario.

La paralización de la mina fue votada por los trabajadores el 2 de agosto pasado, en el marco de la demanda de un aumento salarial del 5% y un bono de término de conflicto de unos 34.000 dólares por trabajador.

La mina, ubicada en pleno desierto de Atacama (norte de Chile), a 3.100 metros de altura, produce entorno al millón de toneladas métricas de cobre al año.

Su producción se suma a las demás minas chilenas que elevan al país al sitial de principal productor de cobre del mundo con alrededor de 5,6 millones de toneladas, casi un tercio de la oferta global del metal rojo.