Caso Sentsov - Rusia

Rusia: el tiempo se acaba para el cineasta Oleg Sentsov

Transeúntes caminan junto a una foto del director de cine ucraniano Oleg Sentsov, tomada por el periodista Anton Naumlyuk y exhibida en una galería en Kiev el 5 de julio de 2018.
Transeúntes caminan junto a una foto del director de cine ucraniano Oleg Sentsov, tomada por el periodista Anton Naumlyuk y exhibida en una galería en Kiev el 5 de julio de 2018. Sergei Supinsky / AFP

El cineasta Oleg Sentsov libra desde mayo una huelga de hambre contra la Justicia rusa, pero su victoria es improbable. ¿Por qué? Esta es la historia del activista.

Anuncios

El cineasta Oleg Sentsov se siente ucraniano, pero para Moscú es un criminal ruso. Fue detenido en su Crimea natal en mayo de 2014, semanas después de que esta península se incorporara a Rusia en un referendo tras la anexión por Moscú.

Antes de ser arrestado, Sentsov era conocido por su activismo político contra las autoridades rusas. Durante la crisis de la anexión estuvo ayudando a suministrar comida al ejército y a las autoridades ucranianas cercadas en sus respectivas bases en la península.

Pero pronto se le acusó de ir más allá: pertenecer a una banda armada y tener "explosivos de fabricación casera" con los que se atacó monumentos como el memorial de la Llama Eterna o el monumento a Lenin, además de incendiar las oficinas de la Comunidad Ruso-Crimea, marca local del partido político Rusia Unida.

Su familia asegura que no estaba metido en ningún complot y niega que perteneciera al grupo ultraderechista Pravy Sektor. Según su entorno, portaba algún distintivo rojo y negro que coincide con la simbología del grupo, pero en realidad se debe a sus simpatías por el anarquismo.

Según las autoridades rusas, Sentsov confesó que preparaba varios ataques. Pero su abogado denunció torturas para sonsacarle una confesión. Había indicios: heridas en los brazos y otras partes del cuerpo. A pesar de todo, los investigadores se negaron a reabrir el caso sugiriendo que el acusado se infligió las lesiones.

El cineasta ucraniano Oleg Sentsov posa para una fotografía en su celda del correccional de alta seguridad conocido como "Oso Polar", en el distrito de Yamalia-Nenetsia, Rusia, ayer 9 de agosto de 2018.
El cineasta ucraniano Oleg Sentsov posa para una fotografía en su celda del correccional de alta seguridad conocido como "Oso Polar", en el distrito de Yamalia-Nenetsia, Rusia, ayer 9 de agosto de 2018. Vía EFE

En 2015 fue declarado culpable de la planificación de atentados terroristas en Crimea y sentenciado a 20 años de prisión. Sentsov está recluido en una cárcel especial para presos peligrosos llamada 'Oso Polar', situada en Labytnangi, una lejana ciudad del círculo polar. Su cómplice, Alexander Kolchenko, fue condenado a diez años. Otros dos implicados fueron condenados a siete años de cárcel.

En Ucrania y Occidente consideran a Sentsov un preso político

El director de cine, de 42 años, es padre de tres hijos, uno de ellos con autismo. Es conocido por su película de 2011 titulada ‘Gamer’, con la que participó en el Festival Internacional de Cine de Róterdam al año siguiente. Antes estudió economía en Kiev y posteriormente vivió en Moscú donde estudió cinematografía. En Ucrania y Occidente le consideran un preso político tras el dictamen de organizaciones internacionales como Amnistía Internacional.

Sentsov inició su huelga de hambre con el objetivo de conseguir la liberación de todos los que él califica como “presos políticos” ucranianos en Rusia, que Kiev calcula en más de 60 personas. El presidente de Francia, Emmanuel Macron, en una conversación telefónica con su homólogo ruso ha hablado sobre la situación en torno al director de cine ucraniano.

Natalia Kaplan recibió una carta de su primo a través del abogado de este hace dos semanas. Las cosas están "catastróficamente mal”, lamenta Kaplan: “con él solo me comunico por carta, dice que no quiere recibir visitas porque así le es más fácil aguantar". "Apenas se levanta. Me escribió que el final está cerca y no se refería a su liberación", reveló la mujer en su perfil de Facebook.

El servicio penitenciario ruso ha asegurado que el cineasta está bajo la supervisión permanente de los médicos y se encuentra en un estado "satisfactorio", a juzgar por los resultados de sus recientes chequeos. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos pidió a Rusia atender "sin demora" a Sentsov en un centro médico civil, pero el director de cine no ve viable esta opción por temor a "no aguantar el traslado" a largas distancias en su estado.

"Nunca pediré perdón a Putin y no escribiré ninguna declaración"

La madre de Sentsov, Liudmila, envió este mes una petición clamando por el indulto de su hijo a las autoridades rusas. En la respuesta del Kremlin  se indica que de acuerdo a la legislación rusa, "el procedimiento de indulto se inicia a partir de una solicitud del condenado a nombre del presidente de Rusia”.

"Nunca pediré perdón a Putin y no escribiré ninguna declaración", había dicho el cineasta hace mes y medio, según la versión de su letrado. Por eso es incluso “incorrecto hablar de denegación" del indulto, afirmó esta semana el Kremlin respecto a las informaciones sobre su rechazo a liberar a Sentsov.

Los días siguen pasando y el temor a un trágico desenlace se adueña del entorno del artista, que parece decidido a llegar hasta el final.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24