Saltar al contenido principal

Un grupo de cuervos recoge basura en un parque parisino

Seis cuervos cambian la visión negativa de su especie. Fueron entrenados para recoger basura y con su buen trabajo, dejan de lado la molestia de sus graznidos o la superstición a la que se les asocia culturalmente.

Anuncios

El parque temático francés, Puy de Fou, entrenó a seis cuervos para que cumplan una misión especial. Deben recoger colillas de cigarrillos y otros desperdicios que dejan los visitantes a cambio de un premio en comida.

El encargado de ponerlos manos a la obra fue Christophe Gaborit, el jefe de cetrería en las instalaciones quien crió a los animales y les enseñó a hacer su labor.

El nuevo trabajo ayuda a deshacerse del estigma contra estas aves: "Los cuervos son calumniados injustamente, clasificados como una molestia, pero estas aves realizarán un acto ecológico y restaurarán su imagen", dijo Gaborit.

El incentivo no es grande, pero sí valioso. Por cada colilla recolectada los cuervos, reciben una pepita de comida de un pequeño cajón que se conecta con un pequeño contenedor para basura.

Y es que los cuervos son considerados como algunos de los miembros más inteligentes de la familia de las aves.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.