Elecciones Brasil 2018

Brasil: comité de la ONU recomienda la participación de Lula da Silva en las elecciones

El Comité de Derechos Humanos de la ONU instó al Estado brasileño respetar los derechos electorales de Liz Inácio "Lula" da Silva como candidato a la presidencia el viernes 17 de agosto de 2018.
El Comité de Derechos Humanos de la ONU instó al Estado brasileño respetar los derechos electorales de Liz Inácio "Lula" da Silva como candidato a la presidencia el viernes 17 de agosto de 2018. Leonardo Benassatto / Reuters

La recomendación de la ONU se sustenta en el hecho de que la candidatura del exmandatario fue recibida y por lo tando debe gozar de los mismos beneficios que el resto de los aspirantes.

Anuncios

El Comité de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) solicitó este 17 de agosto a las autoridades brasileñas que tomen las medidas necesarias para respetar los derechos políticos de Luiz Inácio 'Lula' da Silva como candidato a las presidenciales de Brasil, así el político se encuentre en prisión.

El concepto se emite solo un día después de que el equipo que defiende al expresidente brasileño anunciara desde Londres que había introducido una petición ante el Comité de Derechos Humanos en Ginebra en la búsqueda de garantías para participar en el proceso presidencial del 7 de octubre.

"El Comité pidió a Brasil que tome todas las medidas necesarias para garantizar que Lula pueda usufructuar y ejercitar sus derechos políticos mientras está en la cárcel, como un candidato en las elecciones presidenciales de 2018", refirió el organismo en un comunicado.

Lula, como habitualmente se le conoce, fue encarcelado el pasado mes de abril luego de haber sido condenado por corrupción pasiva y lavado de dinero. A pesar de su situación judicial, Lula lidera las encuestas y fue inscrito como candidato a las presidenciales por el Partido de los Trabajadores (PT).

Desde entonces, muchas han sido las marchas organizadas en diversas ciudades de Brasil, en las cuales se respalda la candidatura del exmandatario. No obstante, se espera una decisión final por parte del Tribunal Electoral en las próximas dos semanas, en las cuales se determinará si podrá continuar o no como candidato.

En este sentido, el comité de la ONU expresó que no se debe impedir al candidato “presentarse a las elecciones presidenciales de 2018 hasta que se hayan completado los recursos en los tribunales mediante procedimientos justos”.

Asimismo, el organismo también señaló que el candidato debe gozar de los mismos privilegios que el resto de los aspirantes a la Presidencia a pesar de encontrarse en prisión. Ello incluye tener acceso apropiado a los medios y a conversaciones con los integrantes de su partido, agrega el informe.

A pesar de haber sido inscrito como candidato y recibir el respaldo en los sondeos y en las calles de Brasil, la última palabra en torno a la carrera presidencial de Lula la tiene el Tribunal Superior Electoral.

La resolución emitida por el Comité de Derechos Humanos, la cual fue elaborada por expertos independientes, se sustenta en el hecho de que a Luiz Inácio da Silva se le respeten todos sus derechos de acuerdo a lo firmado en la convención de Derechos Humanos, la misma no evalúa si existe una violación por parte del expresidente.

Rafael Catilho:"vivimos un proceso de judilización de la política y politización de la justicia"

Opositores a Lula da Silva impugnaron su candidatura

Kim Kataguiri, candidato a diputado federal por Sao Paulo, ha sido uno de los primeros opositores que han solicitado la anulación de la candidatura del expresidente brasileño basando su argumentación en la ley de ficha limpia.

La ley de ficha limpia es un instrumento legal que fue firmado por el propio Luiz Inácio Da Silva cuando fue presidente de Brasil en el año 2010. Esta impide que una persona que haya sido condenada en dos instancias pueda presentarse como candidato a cualquier cargo de elección popular.

Lula, fue condenado en primera instancia el 12 de julio de 2017 y condenado a nueve años de prisión al ser declarado culpable de haber aceptado y reformado una vivienda en una zona costera de Sao Paulo a cambio de contratos públicos.

En enero del año 2018, un tribunal de apelaciones de Porto Alegre ratificó los cargos en contra de Lula del año 2017 y amplió a 12 años y un mes la prisión para el exmandatario.

Respecto a la candidatura, el PT ha manifestado que no presentará un plan B y mantendrá la aspiración de Lula hasta que el Tribunal Superior Electoral emita una sentencia definitiva. La organización política tendrá hasta el 17 de septiembre para sustituir al candidato en caso de ser necesario.

Con Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24