Saltar al contenido principal

Pakistán: la leyenda del cricket, Imran Khan, investido como primer ministro

Imran Khan en campaña política antes de las elecciones generales en Islamabad, el 21 de julio de 2018.
Imran Khan en campaña política antes de las elecciones generales en Islamabad, el 21 de julio de 2018. Farooq Naeem / AFP

La leyenda del cricket, Imran Khan, juró como primer ministro de Pakistán el sábado 18 de agosto en el palacio presidencial en Islamabad, asumiendo el desafío de formar un gobierno de coalición.

Anuncios

"Yo, Imran Khan, juro solemnemente que soy un musulmán y creo en la unidad y finalidad del todopoderoso Alá. Yo, con la mayor sinceridad, seré leal al país", afirmó Khan ante el presidente del país, Mamnoon Hussain, tres semanas después de que su partido, el Pakistán Tehreek-e-Insaf (PTI), se impusiera en las elecciones generales.

A la ceremonia, celebrada en el Palacio Presidencial, asistieron las máximas autoridades del país, entre ellas el jefe del poderoso Ejército, Qamar Javed Bajwa, y el primer ministro interino, Nasir ul Mulk.

La tercera esposa de Khan, Bushra Maneka, también estuvo en el evento, en su primera aparición pública desde su boda a comienzos de año.

También asistieron varios de los jugadores de críquet que ganaron la copa del mundo de 1992 con la selección capitaneada por Khan. Incluso su némesis deportiva, el indio Navjot Singh Sidhu, acompañó ahora primer ministro.

El partido de Khan ganó las elecciones, pero deberá gobernar en coalición

El PTI ganó 151 escaños en las elecciones del 25 de julio, pero logró conseguir el apoyo de varios partidos menores y diputados independientes este viernes 17 de agosto en la Asamblea Nacional. Tras una votación para decidir a quién se le pediría formar un gobierno, el político contó con el apoyo de 176 de los 342 diputados que forman la Cámara Baja del Parlamento del país asiático.

El apoyo obtenido por Khan entre los diputados que conforman la cámara baja está muy por encima de los 96 de su principal rival, el líder de la Liga Musulmana de Pakistán, Shehbaz Sharif, según informó el presidente de la Asamblea Nacional, Asad Qaiser.

Pakistán estuvo gobernada por dictaduras militares la mitad de su historia.

Los golpes militares han marcado los 71 años de historia de Pakistán y la elección de Khan fue solo la segunda transferencia democrática de poder. Si completa su mandato de cinco años, será el primer primer ministro de Pakistán en hacerlo.

El político y ex deportista de 65 años pone fin a décadas de alternancia en el poder de la Liga Musulmana de Pakistán, del encarcelado ex primer ministro Nawaz Sharif, y el Partido Popular de Pakistán, liderado por Bilawal Bhutto.

Corrupción y pobreza, dos de los principales desafíos de Khan

Khan ganó las elecciones prometiendo luchar contra la corrupción y reducir drásticamente la pobreza.

Una de las primeras tareas de Khan como primer ministro será resolver cómo lidiar con una inminente crisis monetaria que amenaza con descarrilar una economía que crece alrededor del seis por ciento anual. Desde el inicio del año, la rupia ya ha sido devaluada cuatro veces.

Las relaciones con los Estados Unidos no atraviesan su mejor momento, con funcionarios estadounidenses enojados por el presunto apoyo de Pakistán a los combatientes talibanes en Afganistán. Sin embargo, Islamabad niega haber ayudado a los insurgentes.

En su acto de asunción, Khan prometió que llevará ante la justicia a "los que han saqueado el país" y llevado el dinero de "la educación, los hospitales y el agua" fuera de Pakistán, en referencia a los Gobiernos anteriores.

Con EFE, Reuters y AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.