Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

EN FOCO

Egipto, terreno de caza para los traficantes de órganos

Saber más

HISTORIA

La historia detrás de la independencia de Cataluña

Saber más

REPORTEROS

El Frente Oriental, el batallón que marcó el final de la Primera Guerra Mundial

Saber más

REVISTA DIGITAL

Alexandria Ocasio-Cortez, la 'millennial' que se estrena en el Congreso de EE. UU.

Saber más

LOS OBSERVADORES

El infierno que viven los migrantes en Libia

Saber más

Medio Oriente

Al menos dos millones de musulmanes se reúnen en La Meca para celebrar el tradicional Hajj

© Mohammed Saber / EPA-EFE | Peregrinos musulmanes oran alrededor de la Kaaba, en la Gran Mezquita, en Arabia Saudita, el 19 de agosto de 2018.

Texto por Julieth Riaño

Última modificación : 19/08/2018

Una multitud de fieles rodea la Kaaba, una construcción en forma de cubo en medio de la Gran Mezquita de La Meca, el considerado lugar más sagrado para los musulmanes.

Durante cinco días, la ciudad de La Meca en Arabia Saudita, recibe a miles de fieles musulmanes que se reúnen en La Gran Mezquita para celebrar el tradicional Hajj, un ritual centenario considerado uno de los cinco pilares del islam.

Este domingo 19 de agosto, los fieles comenzaron a rodear la Kaaba, en la segunda etapa del peregrinaje, que se extenderá hasta el próximo viernes, 24 de agosto. En ese lapso celebran la Fiesta del Sacrificio, considerada la principal festividad islámica.

Los rituales que completan la peregrinación anual, conmemoran hitos importantes del islam y la vida del profeta Abraham.

Al menos dos millones de musulmanes participan en el Hajj, vestidos con el tradicional ‘ihram’, ropas blancas de dos piezas para los hombres y una túnica para las mujeres, que solo deja al descubierto sus manos y rostro.

Una visita obligada a La Meca

Ancianos y jóvenes procedentes, en su mayoría, de países islámicos, viajan hasta la ciudad más santa del islam por lo menos una vez en su vida, tal y como lo indica la religión y si su condición monetaria así se lo permite.

Para algunos, la peregrinación es incluso un sueño de infancia. “Esta es la primera vez que veo la Gran Mezquita y la Kaaba. Es la mejor sensación de mi vida poder realizar el hajj”, asegura Mostafa, un fiel de 50 años.

Fieles musulmanes tocan la Kaaba mientras oran, en la Gran Mezquita, en La Meca. © Mohammed Saber / EPA-EFE

La seguridad, un desafío para Arabia Saudita

En el reino, las autoridades del país ven la peregrinación como una oportunidad para expandir el turismo, en su esfuerzo por diversificar la economía y alejarse de su principal fuente de ingresos, el petróleo.

Los eventos religiosos suponen miles de millones de dólares en ganancias por alojamiento y transporte.

Sin embargo, uno de los retos principales del Reino es brindar la seguridad necesaria para evitar eventuales estampidas, incendios o disturbios, como los registrados en pasadas peregrinaciones. "Evitaremos cualquier acción que no forme parte del ritual del Hajj y cualquier acto que pueda afectar la seguridad de los peregrinos o su capacidad para llevar a cabo el rito", dijo a Reuters el portavoz del Ministerio del Interior Mansour Turki.

La ruta que cumplen los musulmanes, es la misma que el profeta Mahona realizó hace 14 siglos.

Con EFE y Reuters

Primera modificación : 19/08/2018