Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

ESTO ES FRANCIA

Un viaje por las joyas de la costa francesa de Normandía

Saber más

AQUÍ AMÉRICA

Brasil: la liga de fútbol LGBTI y el miedo de esa comunidad a Bolsonaro

Saber más

LA ENTREVISTA

Dora María Téllez: "Ortega ha venido estableciendo una dictadura en Nicaragua"

Saber más

ECONOMIA

Italia se mantiene en su proyecto de presupuesto para 2019

Saber más

MIGRANTES

Tensión por la cercanía de la caravana migrante a la frontera con EE.UU.

Saber más

América Latina

Brasil despliega militares en su frontera con Venezuela

© Nacho Doce / REUTERS | Familia venezolana del estado Aragua posa para una foto mientras intentan hacer autostop hacia la ciudad de Boa Vista, luego de obtener el estatus de refugiado o residencia temporal, a través de la Policía Federal y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), en el control fronterizo de Pacaraima, estado de Roraima, Brasil. 10 de agosto de 2018.

Texto por Yajaira Perea

Última modificación : 20/08/2018

El Gobierno brasileño anunció la implementación de nuevas medidas de seguridad para atender la emergencia por la masiva llegada de venezolanos, luego de los hechos violentos registrados en Pacaraima contra campamentos de migrantes.

El Gobierno del presidente Michel Temer informó que establecerá un nuevo centro de acogida en el estado fronterizo de Roraima, en el norte del país y que enviará un batallón de 120 efectivos de la Fuerza Nacional para reforzar la seguridad en la zona.

La decisión también contempla el traslado de 36 voluntarios del área de la salud para atender a los inmigrantes venezolanos que llegan a Brasil huyendo de la crisis sociopolítica que atraviesa su país y que ha ocasionado "uno de los mayores movimientos de población de la historia", de acuerdo a Wiliam Spindler, portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Las medidas fueron definidas por el mandatario brasileño y varios de sus ministros, entre ellos, los de Defensa, general Joaquim Silva e Luna; y Seguridad, Raul Jungmann, tras los incidentes registrados en la localidad fronteriza de Pacaraima, ubicada en el noreste del estado de Roraima.

Brasileños atacaron campamento de migrantes venezolanos en Pacaraima

Un campamento de migrantes venezolanos fue atacado el sábado 18 de Agosto por algunos residentes de la localidad de 12.000 habitantes. Los brasileños expulsaron a los refugiados de las tiendas de campaña, prendieron fuego a sus objetos personales y cortaron durante cinco horas la principal vía de acceso al municipio.

La más reciente ola de violencia provocó que al menos 1.200 venezolanos abandonaran el país por cuestiones de seguridad, informó el Ejército brasileño.

El ataque ocurrió por una supuesta agresión a un comercial local a manos de un grupo de venezolanos, que, presuntamente, intentaron asaltarlo entro de su casa, de acuerdo con el Gobierno de Roraima.

La principal puerta de ingreso de venezolanos a Brasil

Pacaraima se ha convertido en la principal puerta de entrada terrestre a Brasil. En el último año al menos 128.000 venezolanos ingresaron por la frontera y cerca de 400 cruzan diariamente.

"Las autoridades no se están tomando en serio la situación", denunció el alcalde de la localidad, Juliano Torquato. "Tenemos todos los servicios públicos saturados. Estamos sobreviviendo en una realidad y no sé cómo. Estamos con nuestros recursos a cero, vamos a entrar en colapso", agregó.

Torquato hizo referencia a entre muchos de los que entran a Pacarima "tienen problemas con la Justicia venezolana", a su vez, resaltó la importancia de que a todos se les exija el pasaporte y los antecedentes penales en los controles fronterizos.

Esa parte norte de la frontera estuvo cerrada a principios de agosto por sentencia de una juez federal, que impidió por unas 20 horas el ingreso de venezolanos, pero la decisión fue revocada por un tribunal superior al considerar que era discriminatoria.

El Gobierno nacional ha impulsado una serie de medidas humanitarias, con la participación del Ejército y organismos internacionales, para hacer frente a la numerosa llegada de venezolanos al país, pero estas parecen no dar abasto a las interminables llegadas.

El presidente de la Orden de los Abogados de Brasil (OAB), Claudio Lamachia, declaró que "lo que era una cuestión humanitaria ahora tiene una fuerte connotación de seguridad", y los estados brasileños "necesitan organizarse para recibir a los venezolanos y dar un ejemplo al mundo de democracia y solidaridad".

Unos 800 venezolanos han sido ubicados en diferentes ciudades brasileñas como Sao Paulo, Brasilia y Río de Janeiro, como parte de las medidas del Gobierno para aliviar la presión sobre los servicios públicos y sociales en la frontera.

El éxodo de venezolanos afecta a otros países latinoamericanos como Colombia, Perú y Ecuador. Según el gobierno de Brasil, la mitad de los que llegaron al país desde 2017 ya lo han abandonado para dirigirse a naciones vecinas.

Con EFE.

Primera modificación : 20/08/2018