El primer ministro de Malasia se desplaza a Pekín en busca de ayuda

Anuncios

Pekín (AFP)

El primer ministro malasio, Mahathir Mohamad, pidió este lunes en Pekín ayuda a las autoridades chinas para resolver los problemas financieros de Malasia y volver a negociar acuerdos bilaterales con el gigante asiático.

"Estoy convencido de que China estudiará con benevolencia los problemas que tenemos que resolver y quizás nos ayudará a solucionar algunos de nuestros problemas presupuestarios internos", aseguró el primer ministro malasio durante una rueda de prensa conjunta con su homólogo chino, Li Keqiang, en el curso de una visita oficial.

Mahathir, de 93 años, se opone a una serie de acuerdos bilaterales firmados entre empresas públicas chinas y la administración de su predecesor, su adversario político Najib Razak, acusado de corrupción.

Tras su llegada al poder en mayo, Mahathir suspendió algunos de estos proyectos, valorados en 22.000 millones de dólares.

El ex primer ministro malasio Najib Razak fue imputado a principios de julio por haber desviado presuntamente miles de millones de dólares del fondo soberano malasio 1MDB.

Este escándalo resultó clave en la derrota en las elecciones legislativas de mayo de la coalición que gobernó en Malasia durante los últimos 61 años.

Además de anular algunos de los proyectos de la anterior administración, Mahathir pretende reducir la elevada deuda de su país, que alcanza los 250.000 millones de dólares.

"Tenemos que tratar los problemas actuales a través del respeto mutuo y discusiones basadas en la igualdad", declaró el presidente chino, Xi Jinping, durante la reunión con el dirigente malasio, según informó la televisión estatal china CCTV.