Saltar al contenido principal

"Nunca más" y "tolerancia cero": el papa Francisco manda una carta sobre abusos sexuales a los católicos del mundo

El Papa Francisco sostiene el Libro de los Evangelios cuando se encuentra con jóvenes italianos en el antiguo Circo Massimo en Roma, Italia, el 11 de agosto de 2018.
El Papa Francisco sostiene el Libro de los Evangelios cuando se encuentra con jóvenes italianos en el antiguo Circo Massimo en Roma, Italia, el 11 de agosto de 2018. Max Rossi / Reuters

En una carta abierta, el máximo líder de la iglesia Católica admitió que la institución ignoró o silenció los abusos sexuales a menores durante mucho tiempo. "Nunca más", dijo el pontífice.

Anuncios

La avalancha de denuncias de abusos sexuales contra menores de edad, llevó al papa Francisco a escribir una carta abierta a todos los católicos. En la misiva solicita ayudar a desenterrar "las raíces de la cultura de muerte", detener los encubrimientos y pidió solidaridad con las víctimas.

En su carta dirigida "a la gente de Dios", el papa prometió no escatimar esfuerzos para prevenir los abusos y sus cubrimientos.

"La magnitud y gravedad de los acontecimientos exige asumir este hecho de manera global y comunitaria (...) Invito a todo el santo Pueblo fiel de Dios al ejercicio penitencial de la oración y el ayuno siguiendo el mandato del Señor, que despierte nuestra conciencia, nuestra solidaridad y compromiso con una cultura del cuidado y el "nunca más" a todo tipo y forma de abuso".

El papa Francisco también anunció que quiere ver una "tolerancia cero" en la Iglesia.

Un funcionario del Vaticano dijo que es la primera vez que un papa escribe una carta abierta a los cerca de 1.2 billones de católicos sobre los abusos sexuales. Las cartas pasadas fueron dirigidas a obispos o fieles en países específicos.

De Chile a Estados Unidos o Australia, la Iglesia manchada de escándalos

La reacción del papa se da días después que se destapara un nuevo escándalo por abusos sexuales a menores en el seno de la iglesia católica. Esta vez en Pensilvania, Estados Unidos, un informe judicial encontró que 301 sacerdotes habían abusado de al menos 1.000 menores en los últimos 70 años.

Las acusaciones de abusos sexuales de sacerdotes católicos han estallado en países tan disímiles como Estados Unidos, Chile, Irlanda y Australia.

El papa aceptó que hubo decisiones de altos clérigos frente a las denuncias que "aumentaron la gravedad cayendo en la complicidad". Y anunció que realizará las medidas necesarias para "rendir cuentas por parte de todos aquellos que realicen o encubran estos delitos".

En Pensilvania, la iglesia conocía de los abusos desde 1963

La investigación de los abusos en Pensilvania reveló que la iglesia conocía de los abusos desde 1963 y que la mayoría de los casos fueron "largamente ignorados o silenciados".

En el informe de 1.356 páginas se registran testimonios escalofriantes de las más de mil víctimas que dejó el abuso sistemático.

Uno de los primeros casos, por ejemplo, concierne al cura Raymond Lukac, de la iglesia de Greensburg y data de 1963. El sacerdote habría tenido una relación con un organista de 18 años, abusado de una niña de 11 años y hasta habría llegado a tener una hija con una joven de 17 años.

El obispo de la diócesis de Greensbur, William Connare, conocía la mala conducta del sacerdote y aun así pidió al Vaticano que lo dejaran trabajar. El informe del gran jurado de Pensilvania concluye que: "los obispos que colaboraron para mantener a Lukac activo en el sacerdocio lo hicieron sabiendo que él suponía un riesgo para la población".

“Nunca más”, una frase que resuena de modo especial para los argentinos

La frase utilizada por el sumo pontífice no es una más y pudo no haber sido elegida al azar, detrás de ella hay una larga historia muy sensible a todos los argentinos.

“Nunca más” remite una de las etapas más sangrientas y oscuras de la historia argentina. La expresión es utilizada para repudiar el terrorismo de estado y el genocidio ocurrido durante la última dictadura militar. En Argentina, pedir “nunca más”, es exigir verdad, memoria y justicia por los miles de desaparecidos durante la dictadura cívico militar.

La popularidad de la frase tiene que ver con que fue el título elegido para el informe final sobre aquel período realizado en 1984 por la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP).

El informe se transformó un durísimo libro en cuyas páginas se relata todo lo ocurrido a partir de aquel 24 de marzo de 1976 cuando los militares derrocaron al gobierno de Isabel Martínez de Perón e instauraron una de las dictaduras más sangrientas de América latina.

Desde las sistemáticas metodologías empleadas por los dictadores hasta los escalofriantes relatos de sobrevivientes están plasmados en el “Nunca más”. El informe fue utilizado en los juicios a las juntas militares de la dictadura.

En aquella ocasión el fiscal, Julio César Strasseram, cerró su alegato con la misma expresión, en una imagen que permanecerá por siempre en la mente de millones de argentinos.

Con Reuter y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.