Saltar al contenido principal

Nicaragua: fuerzas gubernamentales reprimieron una marcha de opositores en Masaya

Una manifestante confronta a las autoridades, durante una protesta de la oposición en Masaya, Nicaragua, el 19 de agosto de 2018.
Una manifestante confronta a las autoridades, durante una protesta de la oposición en Masaya, Nicaragua, el 19 de agosto de 2018. Rodrigo Sura / EFE

Una movilización convocada en apoyo a la iglesia Católica fue reprimida por fuerzas del Gobierno nicaragüense. Sandinistas ocuparon el trayecto previsto por los opositores y les impidieron continuar la marcha.

Anuncios

Masaya, antes conocida como la cuna del sandinismo, volvió a ser epicentro de las protestas contra Daniel Ortega, este domingo 19 de agosto.

Los llamados autoconvocados, tuvieron que cambiar el trayecto de una manifestación en apoyo a la iglesia Católica, luego de que un grupo de al menos 300 sandinistas, apoyados por policías, parapolicías, paramilitares y antimotines, se presentaron en el mismo sector previsto para la marcha contra Ortega.

Los manifestantes de oposición se vieron obligados a cambiar el recorrido de su marcha, ante las provocaciones de los seguidores del Gobierno, que terminaron en disturbios.

Antimotines siguieron a un grupo del movimiento de autoconvocados, que huyó cuando la situación empeoró. "Así vienen desde el principio de la marcha, sin dejarnos expresarnos, con acoso continuo, con amenazas, con intimidaciones y aconsejándonos que no hiciéramos el recorrido que teníamos marcado", dijo un joven masaya que se presentó como 'Jaco', ante la agencia de noticias EFE.

Tras la llegada de la prensa al lugar de máxima tensión, los opositores decidieron enfrentar a los sandinistas, "¿Por qué no nos dan ahora? Vengan, estamos aquí", gritaban los manifestantes, con la seguridad de que cualquier hecho violento, quedaría registrado por los medios de comunicación.

Pese a los actos de represión, los autoconvocados lograron manifestarse en Condega, Nueva Segovia, Managua y Somoto.

Cuatro meses de crisis y protestas contra Daniel Ortega

Desde el estallido de las protestas el pasado mes de abril, al menos 317 personas han muerto en el país en medio de actos violentos, según cifras de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. El Gobierno, solo reconoce 198 decesos, mientras que organismos humanitarios locales cuentan hasta en 448, las víctimas mortales.

Las protestas contra el presidente Daniel Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, estallaron después de una propuesta de reforma a la seguridad social, que no resultó.

El descontento desencadenó en el pedido de renuncia del mandatario nicaragüense y de la salida del poder de todo su Gobierno. Tras once años en el poder, los detractores de Ortega lo señalan de abuso y corrupción.

Con EFE

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.