Memoria en España

El Gobierno español intentará aprobar este viernes la exhumación de los restos de Franco

Imagen tomada el 3 de julio de 2018 en San Lorenzo del Escorial, cerca de Madrid, en el Valle de los Caídos, un monumento a los combatientes franquistas que murieron durante la Guerra Civil española y el lugar de descanso final de Francisco Franco.
Imagen tomada el 3 de julio de 2018 en San Lorenzo del Escorial, cerca de Madrid, en el Valle de los Caídos, un monumento a los combatientes franquistas que murieron durante la Guerra Civil española y el lugar de descanso final de Francisco Franco. Oscar del Pozo / AFP

Con un decreto que modificaría la Ley de Memoria Histórica, el Gobierno español busca poder exhumar a Francisco Franco del Valle de los Caídos, el monumento que honra su dictadura. Un decreto que evitaría "demandas judiciales" de los que se oponen.

Anuncios

El Gobierno de Pedro Sánchez intenta cumplir este viernes una de sus promesas de mandato. Aunque dijo que lo haría antes de agosto, en unos días podría hacer posible la exhumación de los restos mortales del dictador español Francisco Franco (1892-1975).

Bajo votación en el Consejo de Ministros, el Ejecutivo socialista espera aprobar un decreto que modificaría la Ley de Memoria Histórica de 2007, lo que le permitiría extraer el cuerpo del Valle de los Caídos, un polémico monumento que Franco ordenó erigir antes de su muerte y en cuya construcción participaron presos republicanos.

El encargado de confirmar la noticia fue el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, que explicó que esta fórmula del decreto ha sido la elegida para "evitar demandas judiciales (especialmente de particulares) que retrasen la medida". Igualmente, de ser aprobada, tendrá que ser convalidada en septiembre por el Parlamento.

No obstante, el Partido Socialista (PSOE) confía en que lo logrará ya que Sánchez solo necesita los votos que le permitieron llegar al poder en junio y espera que el Partido Popular (PP) se abstenga.

La exhumación de Franco, sin el consentimiento de la familia

No es la primera vez que España se plantea trasladar a Franco del Valle de los Caídos. De hecho, en mayo del año pasado el Congreso de los Diputados aprobó la exhumación en una votación simbólica, que no llegó a ser efectiva ni obligatoria por la abstención de la derecha, representada por el anterior Gobierno de Mariano Rajoy.

En esta ocasión, el mayor obstáculo ha sido la familia del dictador, junto a la Fundación Francisco Franco, que se oponen por completo. "Una exhumación sin el permiso de la familia es una profanación", expresó este lunes el presidente de la Fundación, Juan Chicharro.

Desde la izquierda, tanto entre los partidos políticos y las organizaciones, esta medida ha sido aclamada porque consideran que la tumba de Franco no puede ser considerada un patrimonio cultural que pueda visitarse, ya que no todos los españoles lo reconocen como tal y allí también están enterrados miles de combatientes franquistas y republicanos de la Guerra Civil (1936-1939).

Convertir el Valle de los Caídos en un lugar de memoria de la dictadura

Por eso el objetivo del Gobierno es desplazar a Franco a otro lugar de sepultura y convertir el Valle de los Caídos en algo parecido a los pasados campos de concentración nazis, "para que la gente no olvide el horror o determinadas cosas (…) Desde ese punto de vista, entiendo que sí puede ser un lugar donde se intente dar otra visión de lo que fue el final de la Guerra Civil y la posguerra", indicó el ministro de Cultura.

El general Francisco Franco, como se le conocía, instauró un régimen dictatorial en España desde el final de la Guerra Civil hasta su muerte en 1975. Más de 40 años de era franquista que estuvieron marcados por una gran represión política, económica y cultural, muy similar a la de los totalitarismos alemán e italiano.

Con EFE y medios locales

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24