Rusia - Caso Sentsov

El cineasta Oleg Sentsov lleva 100 días de huelga de hambre en Rusia

Participantes asisten a una manifestación para exigir la liberación del director de cine ucraniano Oleg Sentsov , encarcelado por terrorismo y actualmente en huelga de hambre en la cárcel rusa, frente a la embajada rusa en Kiev, Ucrania, el 21 de agosto de 2018.
Participantes asisten a una manifestación para exigir la liberación del director de cine ucraniano Oleg Sentsov , encarcelado por terrorismo y actualmente en huelga de hambre en la cárcel rusa, frente a la embajada rusa en Kiev, Ucrania, el 21 de agosto de 2018. Valentyn Ogirenko / Reuters

El cineasta ucraniano Oleg Sentsov cumplió 100 días de su huelga de hambre, mientras languidece en una cárcel de la Rusia Ártica bajo cargos de terrorismo y con pocas esperanzas de ser liberado.

Anuncios

El crítico del Kremlin de 42 años anunció en mayo su huelga de hambre, exigiendo la liberación de todos los prisioneros políticos ucranianos retenidos en Rusia.

Pero las autoridades rusas parecen más lejos que nunca de liberarlo a él o a sus compatriotas, a pesar del dramático deterioro de su salud y de la creciente presión de Occidente.

La prima de Sentsov declaró en una entrevista la semana pasada a la AFP que el debilitado director estaba “perdiendo la esperanza” y que había dicho en una carta reciente que sentía que “el final estaba cerca”.

“En su carta me escribió que no debíamos seguirle diciendo que lo iban a liberar pronto. Ya no cree eso”, dijo Natalia Kaplan.

“Tiene un latido muy débil, de 40 pulsaciones por minuto. Se queja de dolores de cabeza, de su debilidad y trata de no levantarse muy seguido para conservar sus fuerzas”, dijo.

El cineasta ucraniano Oleg Sentsov posa para una fotografía en su celda del correccional de alta seguridad conocido como "Oso Polar", en el distrito de Yamalia-Nenetsia, Rusia, ayer 9 de agosto de 2018.
El cineasta ucraniano Oleg Sentsov posa para una fotografía en su celda del correccional de alta seguridad conocido como "Oso Polar", en el distrito de Yamalia-Nenetsia, Rusia, ayer 9 de agosto de 2018. Vía EFE

 
El padre de dos está recibiendo suplementos en un gotero usualmente destinado para personas incapaces de comer.

Sentsov fue sentenciado a 20 años de cárcel por terrorismo y tráfico de armas

Sentsov fue juzgado por planear incendios provocados a las oficinas del partido pro-Moscú en Crimea, luego de que Rusia anexara la península de Ucrania en 2014.

Participó en las protestas Maidan en Kiev durante el invierno de 2013-2014, que culminaron en la dimisión y huida del país del presidente pro-ruso Viktor Yanukovych.

Sentsov fue sentenciado a 20 años de cárcel por terrorismo y tráfico de armas en un juicio que la Amnistía Internacional declaró como “evocativo de los juicios absurdos en la era de Stalin”.

Tanto Kiev como la Unión Europea y los Estados Unidos también han criticado el juicio contra Sentsov.

Tras haberlo visitado en su estricto régimen de la colonia penitenciaria al norte de Rusia la semana pasada, la periodista y activista Zoya Svetova declaró que Sentsov no tiene planes de terminar su huelga de hambre.

Pero le dijo a la AFP: “no está tratando de suicidarse, solo quiere y espera poder vivir”.

Svetova declaró que el prisionero dijo haber perdido 17 kilos como resultado de la protesta, mientras que los médicos de la cárcel dijeron que había perdido 11 kilos.

Informe desde Moscú: el caso Oleg Sentsov sin pronta solución

 
Putin “se arriesga a que Oleg Sentsov muera en una cárcel y se convierta en un mártir”

Sentsov estaba trabajando en su segunda película cuando fue arrestado. Su primera película ‘Gamer’ gira en torno a un joven jugador de videojuegos y fue proyectada en el Festival de Cine de Róterdam en 2012 al igual que en otros festivales europeos.

Los embajadores del G7 al igual que otras importantes personalidades del mundo del cine –desde el director Jean-Luc Godard hasta la estrella de Hollywood Johnny Depp– han exigido la liberación de Sentsov.

Este mes, el presidente francés Emmanuel Macron abordó el tema con su contraparte rusa Vladimir Putin, discutiendo la necesidad de encontrar una “solución humanitaria urgente” para el caso de Sentsov.

Putin y el presidente ucraniano Petro Poroshenko discutieron un posible intercambio de prisioneros durante una conversación telefónica este verano, aunque no se llegó a ningún acuerdo concreto.

La madre del cineasta, Lyudmila, le escribió en junio directamente a Putin pidiéndole que perdonara a su hijo, según un medio de comunicación ruso.

Pero el Kremlin no ha dado respuesta hasta ahora, argumentando que una petición de perdón solo puede ser emitida por el prisionero, algo que Sentsov se ha negado a hacer.

El editor de asuntos internacionales de France 24, Douglas Herbert, dijo que el caso le representa una encrucijada al presidente ruso: “O Putin se rinde, tal vez accediendo a un trato [intercambiando prisioneros] y queda mal internamente o se mantiene firme, sigue siendo Putin, sin parecer débil (…) y se arriesga a que Oleg Sentsov muera en una cárcel y se convierta en un mártir”.

Este mes, las autoridades de la cárcel rusa dijeron que miembros de una comisión pública de monitoreo visitaron al cineasta, quien “no se había quejado de nada” durante su conversación.

A principios de junio, durante una rara intervención sobre el tema, Putin mostró poca simpatía frente al problema de Sentsov.

Sentsov fue arrestado porque “estaba planeando un ataque terrorista”, más que por oposición o por realizar actividades artísticas, declaró el presidente ruso.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24