Saltar al contenido principal

Un informe de la ONU registró un incremento del 6% de los cultivos de coca en Bolivia

El representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc) en Bolivia, Thierry Rostan, habla durante la presentación del informe de Monitoreo de Cultivos de Coca en La Paz, el 22 de agosto de 2018.
El representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc) en Bolivia, Thierry Rostan, habla durante la presentación del informe de Monitoreo de Cultivos de Coca en La Paz, el 22 de agosto de 2018. Yolanda Salazar, EFE

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc) informó un crecimiento del 6% en los cultivos de coca en el país sudamericano durante 2017, lo que representa la presencia de 1.400 hectáreas más de la planta.

Anuncios

De acuerdo al informe presentado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc), los cultivos de coca en Bolivia pasaron de 23.100 hectáreas en 2016 a 24.500 en 2017, lo que representa un incremento del 6%.

Durante la presentación del reporte en el salón principal de la Cancillería boliviana, el representante de la Unodc en Bolivia, Thierry Rostan, detalló que el mayor porcentaje de incremento se produjo en la región central del Trópico de Cochabamba, que concentra el 34% de los cultivos del país, es decir, 1.200 hectáreas.

Por su parte, la región de los Yungas de La Paz, que alberga el 65% de la producción de coca, tuvo un incremento de 200 hectáreas. En ese sentido, el informe destaca que el mayor incremento se dio en la provincia Sud Yungas de La Paz, con 158 hectáreas, región en la que días atrás se produjeron enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y cocaleros que se resisten a la erradicación de plantaciones ilegales.

Con este crecimiento registrado en 2017, Rostan resaltó que se confirma el “cambio de tendencia” hacia el incremento de los cultivos de coca luego de que en 2016 también se registrara un crecimiento del 14%. Esto significa un cambio de rumbo respecto del período de 2011 a 2015, cuando se presentó un decrecimiento de los cultivos hasta alcanzar una superficie de 20.200 hectáreas.

El repunte de los cultivos se ha visto impulsado por la aprobación de la Ley General de la Hoja de Coca, que entró en vigor en 2017 y elevó de 20 mil a 22 mil la cantidad de hectáreas consideradas legales, a la vez que eliminó las prohibiciones de portar fármacos o alimentos elaborados a base de la planta.

Por su parte, Rostan destacó que el crecimiento se produjo pese a que el gobierno boliviano reportó una erradicación de 7.237 hectáreas durante 2017, lo que representa un 10% más que la gestión precedente.

Además, el informe –que la Unodc presenta desde 2003 y se conforma a partir de imágenes satelitales de alta resolución y verificaciones en campo- concluyó que existen cultivos de hoja de coca en seis de las 22 áreas protegidas del país, aunque en reservas naturales como el Tipnis el incremento ha sido mínimo y en la zona de asentamientos humanos se ha reducido hasta un 10%.

Entre el 45 y el 48% de la coca de Bolivia se comercializa en mercado ilegal

De acuerdo al informe de la Unodc, la producción total de Bolivia en 2017 se ubicó en el rango de las 35.500 y las 44.200 toneladas, de las que 22.967 se vendieron en mercados legales. Estos contemplan la comercialización para la tradicional práctica de masticar coca y su uso científico, medicinal y sociocultural.

Por su parte, entre el 45 y el 48% de la producción de coca en el país fue comercializada en “mercados no autorizados”.

En total, de acuerdo a los datos brindados por la Unodc, el comercio de coca en Bolivia equivale a entre el 0,8 y el 1% de su producto interno bruto (PIB).

Para el gobierno boliviano, el incremento es “manejable”

Partícipe de la presentación del informe de la Unodc, el ministro de Gobierno boliviano, Carlos Moreno, relativizó el impacto del incremento a la que calificó de "cifra manejable", dado que, según él, marca una "tenencia del control de expansión de los cultivos".

A su vez, el funcionario distanció a Bolivia de otras realidades a las que considera más críticas, como la de Colombia. En ese sentido, recordó que ese país incrementó su superficie de cultivos “de 146 mil a 214 mil hectáreas”, por lo que "no hay posibilidad de cotejo o comparación con el caso boliviano”.

Por último, Moreno sostuvo que "en los últimos siete años hemos alcanzado las más altas tasas de reducción neta".

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.