EEUU quiere un cambio de conducta de Irán, no de régimen

Anuncios

Jerusalén (AFP)

Estados Unidos busca un cambio de conducta de Irán, no la caída de su régimen, afirmó este miércoles el asesor de Seguridad Nacional John Bolton, quien advirtió por otro lado que su país reaccionará "muy fuertemente" si Siria usa armas químicas en la provincia de Idlib.

Bolton culminó este miércoles tres días de conversaciones con responsables de Israel, durante las cuales las actividades nucleares de Irán fueron "el tema predominante".

"Para ser claros, la política estadounidense no está por un cambio de régimen en Irán sino que lo que queremos es un cambio radical de conducta de parte del régimen", dijo Bolton.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, saludó la decisión de Donald Trump de denunciar, a pesar de la reprobación de las otras grandes potencias, el acuerdo alcanzado en 2015 para mantener a Irán alejado del arma nuclear.

También elogió el restablecimiento de las sanciones contra la República Islámica a principios de agosto.

En noviembre Washington prevé lanzar nuevas medidas coercitivas. Éstas podrían tener un fuerte impacto en una economía ya deteriorada porque apuntarán contra los hidrocarburos de este país productor de petróleo.

El objetivo es "reducir a cero" las exportaciones iraníes, recalcó Bolton.

- "Efecto profundamente negativo" -

En varias ciudades iraníes se registraron recientemente manifestaciones y huelgas para expresar su preocupación ante los problemas económicos y también la rabia contra el sistema.

Las manifestaciones no fueron organizadas y no eran parte de ningún "complot", dijo.

El asesor de Trump atribuyó las protestas de iraníes son a la mala gestión de la economía iraní durante largo tiempo, que se habría notado más sin el acuerdo nuclear internacional de 2015 que a su juicio "atenuó" los efectos.

Después que Estados Unidos se retiró del acuerdo y restableció las sanciones "hemos visto un efecto profundamente negativo en Irán, yo creo que incluso más severo de lo que hubiésemos previsto", dijo Bolton.

La designación de Bolton en seguridad nacional a principios de este año fue percibida por muchos como el reconocimiento abierto de una estrategia cuyo objetivo final sería la caída del régimen iraní.

- "Acto legítimo" -

Sin embargo, Estados Unidos está listo para llegar a un acuerdo con Teherán, aseguró el asesor del presidente estadounidense.

Pero si la República Islámica no cumple con las exigencias de Estados Unidos, Washington ejercerá una "presión máxima sobre Irán para dejar en claro que nunca obtendrán armas nucleares operacionales".

Bolton denunció las actividades "beligerantes" de Irán en toda la región y su presencia en Siria, en apoyo del régimen del presidente Bashar Al Asad.

Dijo que discutirá en Ginebra el jueves con su contraparte rusa, Nikolai Patrushev, las formas de garantizar que los iraníes abandonen Siria.

Según John Bolton, el presidente Vladimir Putin le dijo a funcionarios estadounidenses, incluido a él mismo, que los intereses de Moscú y de Teherán en Siria "no coincidían y que estaría satisfecho de ver a las fuerzas iraníes enviadas de regreso a Irán".

Bolton califico además como "n acto de legítima defensa" los ataques israelíes contra convoyes iraníes que llevaban misiles y armas en Siria.

Por otro lado Bolton advirtió que Estados Unidos "reaccionará muy fuertemente" si el gobierno sirio de Bashar Al Asad utiliza armas químicas en la provincia de Idlib y esperan que los ataques estadounidenses precedentes contra al régimen sirio tengan un efecto disuasivo.

Después de siete años de guerra, el presidente sirio Bashar Al Asad quiere recuperar el control de la provincia de Idlib, en el norte de Siria y fronteriza con Turquía. Es la última gran región en poder de los rebeldes y yihadistas.