Justicia en Argentina

Justicia argentina registra los domicilios de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner

Cuatro policías caminan hacia la casa de la expresidenta y senadora argentina Cristina Fernández de Kirchner por una redada ordenada por un juez en Buenos Aires, Argentina, el 23 de agosto de 2018.
Cuatro policías caminan hacia la casa de la expresidenta y senadora argentina Cristina Fernández de Kirchner por una redada ordenada por un juez en Buenos Aires, Argentina, el 23 de agosto de 2018. Marcos Brindicci / Reuters

La expresidenta es sospechosa de haber recibido pagos millonarios ilícitos durante los años en los que fue primera dama (2003-2007) y presidenta de Argentina (2007-2015).

Anuncios

La Justicia de Argentina desarrolló un amplio operativo para registrar los domicilios de Cristina Fernández de Kirchner (CFK) este 23 de agosto en busca de evidencias para el caso de corrupción en el que ejecutivos de empresas de construcción dijeron haber pagado sobornos por contratos gubernamentales.

En la primera parada del día, un dispositivo integrado por efectivos policiales, entre ellos personal de la división de explosivos, ingresó al bloque de apartamentos del exclusivo barrio de Recoleta, en Buenos Aires, donde reside la actual senadora cuando se encuentra en la capital.

También allanaron una casa de la exmandataria en Río Gallegos, Patagonia del Sur.

Los opositores de Fernández pidieron al Senado que eliminen su inmunidad y que sea procesada. De igual forma, critican el tiempo que tomó el allanamiento, que señalan no fue sorpresivo.

Cristina Fernández insiste en ser una "perseguida política"

CFK está acusada de haber sido parte de un elaborado sistema de sobornos conocido en Argentina como el caso de los “cuadernos de las coimas”. Un terremoto judicial que empezó a través de un exchófer del Gobierno, Oscar Centeno, quien apuntó metódicamente los movimientos de bolsas de dinero que circulaban.

Centeno relató así diez años, entre 2005 y 2015, de movimientos de efectivo, que corresponderían a un delito de cohecho concertado dentro de las esferas más altas del Estado. Un periodo que cubre el final del mandato del presidente Néstor Kirchner, difunto esposo de CFK, y el conjunto de la estancia en el poder de la senadora. Los apuntes citan explícitamente a la residencia presidencial, Los Olivos, pero también al domicilio de Buenos Aires de la exmandataria, que fue allanado hoy.

Fernández se dice víctima de una persecución judicial impulsada por el Gobierno de su sucesor, Mauricio Macri, y lo acusa de usar el escándalo para distraer la atención de los medios de una economía afectada por una inflación que supera el 31% anual.

Un terremoto judicial y político a menos de un año de las elecciones

CFK cuestionó también al juez que la investiga, Claudio Bonadio, un exfuncionario de Gobierno a principios de los años 2000, tildándolo de “títere” de sus adversarios políticos. Además de pedir los allanamientos, Bonadio solicitó el desafuero de la senadora y su acción no se limita a los “cuadernos”, ya que cuestiona a la expresidenta en otros cuatro casos.

La investigación de los sobornos se hizo pública el 1 de agosto pasado y ha dejado multitud de empresarios y exfuncionarios imputados, de los que alrededor de una quincena han declarado ya como "arrepentidos", figura que otorga a los acusados beneficios penales si colaboran con la Justicia.

El escándalo es importante para las elecciones presidenciales del próximo año, en las que la izquierdista Fernández intentará suceder al actual mandatario de Argentina, Mauricio Macri, que buscará la reelección con una popularidad que disminuye a medida que la economía entra en recesión y aumenta la inflación.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24