Saltar al contenido principal

Trump: "si alguna vez soy sometido a un 'impeachment', creo que el mercado podría colapsar"

El presidente de EE. UU., Donald Trump, reacciona mientras realiza una mesa redonda sobre la Ley de Modernización de la Revisión del Riesgo de Inversión Extranjera en la Casa Blanca en Washington, EE. UU., el 23 de agosto de 2018.
El presidente de EE. UU., Donald Trump, reacciona mientras realiza una mesa redonda sobre la Ley de Modernización de la Revisión del Riesgo de Inversión Extranjera en la Casa Blanca en Washington, EE. UU., el 23 de agosto de 2018. Kevin Lamarque / Reuters

Trump reaccionó a los comentarios sobre un posible juicio político en su contra y atacó a su exabogado personal Michael Cohen, quien se declaró culpable de violación a la ley de financiación electoral.

Anuncios

La Casa Blanca se esfuerza por responder al último escándalo que envuelve al presidente, Donald Trump. Uno que aún no está claro si podría llevar a un juicio político al magnate republicano.

Primero, un jurado encontró culpable de ocho cargos por fraude a Paul Manafort, otrora jefe de la campaña a la Presidencia de Donald Trump.

Y casi de forma simultánea, pero tras llegar a un acuerdo con la fiscalía, el exabogado personal del presidente Trump, Michael Cohen, se declaró culpable de cargos como evasión fiscal y violación de la ley de financiación electoral.

Por eso el 21 de agosto fue uno de los peores días para Trump desde que llegó a la Casa Blanca y las dudas de cuánto lo podrían afectar políticamente estas decisiones judiciales brotaron desde los medios y los analistas.

En una entrevista de Fox News difundida este 23 de agosto, Trump dijo que, "si alguna vez soy sometido a un 'impeachment', creo que el mercado podría colapsar. Creo que todos podríamos ser más pobres", advirtió el mandatario.

Y añadió que no se explica cómo podrían "someter a un 'impeachment' a alguien que ha hecho un gran trabajo".

Además, el mandatario arremetió contra el FBI y contra el fiscal general, Jeff Sessions, que según él “nunca logró controlar el Departamento de Justicia”, en referencia a sus acciones desde 2017 cuando se apartó de la supervisión de la investigación que lleva el fiscal especial Robert Muller sobre la supuesta injerencia de Rusia en las elecciones que le dieron la victoria a Trump.

Por el contrario, expresó su simpatía por su exdirector de campaña, Paul Manafort. Dijo que, siente "un gran respeto por lo que ha hecho (Manafort), en términos de lo que ha atravesado" y le restó importancia a los cargos por los que fue imputado pues "todos los asesores, todos los lobbies en Washington probablemente lo hagan".

Trump: "las violaciones de campaña no se consideran un gran problema"

Pero sobre los pagos de Cohen y las irregularidades durante la campaña, Trump dio respuestas más cortas.

El mandatario insistió en que no hizo nada irregular después de que Cohen lo hubiera implicado en los pagos ilícitos realizados antes de las elecciones de 2016 a dos mujeres que afirmaban haber tenido relaciones con Trump.

Aunque Cohen no las nombró, las dos mujeres en cuestión serían la actriz porno Stormy Daniels y la exmodelo de Playboy, Karen McDougal, ambas habían dicho previamente que las versiones del pago eran ciertas; lo que queda sobre la mesa es que el dinero pagado pudo salir de los fondos de campaña de Trump.

Al declararse culpable, Cohen dijo que los pagos se hicieron "en coordinación y bajo la dirección de un candidato a la oficina federal".

Trump titubeó y afirmó que su exabogado "hizo los tratos" e insistió en que las acciones de Cohen "no eran un delito". Además, que "las violaciones de campaña no se consideran un gran problema, francamente", dijo.

En lo que sí fue incisivo y repetitivo fue en asegurar los pagos se realizaron con su propio dinero y no con el de la campaña.

Trump, con el agua hasta el cuello según la revista 'TIME'

La revista 'TIME', que en múltiples oportunidades ha tenido a Donald Trump en su portada, volvió a criticar al mandatario con su última edición, en la que pareció finalizar un cuadro tríptico y premonitorio sobre las dificultades que afronta el presidente.

"Para la portada de la edición del 3 de septiembre de 2018 de TIME, los lectores pueden notar algo familiar. El colaborador de TIME Tim O'Brien, un artista que ha estado creando covers para TIME durante casi 30 años, ha agregado el siguiente paso ilustrativo para visualizar los crecientes problemas que enfrenta el presidente Trump. La tercera portada de la serie de O'Brien presenta una Oficina Oval inundada con el presidente flotando", detalló la revista.

Por ahora este es otro escándalo de Trump en su ya agitada y tormentosa presidencia. El magnate ha decidido sortear la nueva tormenta apelando al miedo económico mientras las implicaciones políticas siguen tomando forma.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.