Saltar al contenido principal

Declaran estado de emergencia en Hawái por inminente llegada del huracán Lane

El huracán se muestra a unas 300 millas al sur de la Isla Grande de Hawái a las 14:00 del 22 de agosto de 2018.
El huracán se muestra a unas 300 millas al sur de la Isla Grande de Hawái a las 14:00 del 22 de agosto de 2018. Noaa / vía Reuters

La que amenaza ser la tormenta más destructiva en los últimos años en ese archipiélago, obligó al Gobierno de EE.UU. a declarar el estado de emergencia para evitar una catástrofe.

Anuncios

Si toca tierra, el huracán Lane podría convertirse en la primera tormenta de su categoría, en al menos 26 años, en afectar de lleno a Hawái. Y las fuertes precipitaciones sobre la Isla Grande del archipiélago pronostican su inminente arribo.

Por eso el presidente Donald Trump aprobó este 23 de agosto la declaración de emergencia del estado de Hawái. Y es que las últimas informaciones de las agencias meteorológicas alertan que Lane, ahora de categoría 4, amenaza con convertirse en la tormenta más devastadora sufrida desde hace décadas en ese archipiélago situado en aguas del Pacífico.

El propósito de la medida presidencial es "aliviar las dificultades y el sufrimiento causado por la emergencia en la población local y proporcionar la asistencia adecuada para medidas de emergencia", señaló la Casa Blanca en un comunicado.

La declaración autoriza al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y a la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA) coordinar todos los esfuerzos de socorro en casos de desastre y destinar fondos federales para asistir la posible tragedia "en los condados de Hawaii, Maui y Kauai y la Ciudad y el Condado de Honolulu", especificó la Casa Blanca.

El peligro es inminente pues Lane se dirige hacia Hawái empujado por vientos que alcanzan una velocidad de 210 kilómetros por hora, según el Centro de Huracanes del Pacífico Central (CPHC) de EE.UU.

Además, el Sistema Meteorológico Nacional ha advertido a la comunidad que algunas áreas podrían recibir hasta 76 centímetros de lluvia antes de que pase sobre la zona el ojo del huracán.

"La reducción en la velocidad de Lane provocaría inundaciones repentinas"

"Aunque el ojo está al sur de la Isla Grande, estamos viendo precipitaciones excesivas que ya afectan a las islas", dijo Gavin Shigesato meteorólogo del servicio a la agencia de noticias AP.

Shigesato agregó que en horas de la madrugada el huracán se encontraba a 540 kilómetros al sur de Honolulu y mantenía su dirección hacia el noroeste. En este sentido, las velocidades de los vientos se habrían debilitado a 130 millas por hora.

Además, las autoridades en la isla han mostrado preocupación debido a la reducción en la velocidad de Lane la cual pasó de 15 a 11 kilómetros por hora en las últimas horas.

"La reducción en la velocidad provocaría inundaciones repentinas debido a las lluvias prolongadas y deslizamientos de tierra significativos y mortales", anunció el Centro de Huracanes del Pacífico Central.

David Ige: "hay que prepararse para lo peor"

El gobernador de Hawái, David Ige, instó a los residentes de la isla a tomar en serio las amenazas y a estar preparados para el peor escenario, por lo que recomendó contar con suministros (agua, alimentos y medicinas) para 14 días.

Tras la advertencia, escuelas, los campus de la Universidad de Hawái y las oficinas gubernamentales no esenciales en Oahu y Kauai anunciaron su cierre durante al menos dos días.

"Los preparativos para proteger la vida y la propiedad deberían acelerarse hasta su finalización", advirtió el Centro de Huracanes del Pacífico Central.

En este sentido, los refugios fueron abiertos en Isla Grande desde el miércoles 22 de agosto, así como también en Maui, Molokai y Lanai. Sobre Molokai, las autoridades instaron a la población a dirigirse lo más pronto posible por el temor de que colapse la carretera del lugar.

Tom Travis, administrador de la Agencia de Manejo de Emergencias de Hawái aconsejó a las personas que se encuentran en lugares alejados de las inundaciones a que permanezcan en sus casas debido a que no hay suficiente espacio en los refugios de todo el estado.

"Siempre que sea posible, el público debe planear refugiarse en su lugar o quedarse con familiares o amigos en hogares fuera de estas áreas de riesgo que fueron diseñadas, construidas o renovadas para soportar condiciones extremas", señaló el condado de Honolulu en un comunicado.

Con Reuters, AP y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.