Crisis rohingya

Unicef advierte la posible pérdida de una generación de niños rohingyas

Cientos de refugiados rohingya que huyeron de Myanmar esperan en la carretera donde pasaron la noche entre los campos de refugiados, cerca de Cox's Bazar, Bangladesh.
Cientos de refugiados rohingya que huyeron de Myanmar esperan en la carretera donde pasaron la noche entre los campos de refugiados, cerca de Cox's Bazar, Bangladesh. Damir Sagol / Reuters

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) alertó sobre la precaria situación que atraviesan los niños de la minoría musulmana rohingya, en un informe publicado cuando se cumple un año del éxodo de Myanmar.

Anuncios

En vísperas de que se cumpla un año desde que inició el éxodo de los rohingyas que huyen de la violencia en Myanmar, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) emitió un informe en el que asegura que los niños han sido los más afectados.

De acuerdo con Unicef, hay una alta posibilidad de perder por completo una generación de niños rohingyas. Según la organización, si no se hacen inversiones en favor de la educación de los menores, éstos no tendrán la posibilidad de brindar algún tipo de aporte cultural o ideológico de su identidad cuando se cumplan las condiciones para su retorno a Myanmar.

"Estamos hablando de arriesgar la pérdida o la posible pérdida de una generación de niños rohingya. Su educación y sus esperanzas de aprender las habilidades básicas que necesitan para tener éxito en sus vidas están en peligro" aseguró Simon Ingram, autor del informe emitido por Unicef.

La educación, especialmente el lenguaje de los menores refugiados, es uno de los factores más críticos. Numerosas ONG locales, apoyadas desde el exterior, ofrecen dos horas de educación diaria a los menores, pero únicamente hasta los 14 años por falta de condiciones y recursos.

Por este motivo, Unicef está negociando con el gobierno de Bangladesh un nuevo programa de aprendizaje con el objetivo de mejorar la calidad de la educación, aumentando a cuatro las horas de clase y el servicio de profesores con la formación adecuada.

Más de medio millón de niños de la minoría musulmana rohingya en campos de refugiados en Bangladesh todavía enfrentan peligro constante, ya que viven desde hace un año en campamentos prefabricados, con provisiones tanto alimentarias como de salubridad limitadas. El 25 de agosto de 2017 se emitió la primera alerta de lo que se convertiría en la mayor crisis de refugiados del año, ya que 700.000 rohingyas han escapado.

"Creo que estamos lidiando con una situación que probablemente continuará por un período de tiempo. Debemos ir más allá de pensar en esto como una emergencia. Ese es uno de los mensajes clave en nuestro informe, que realmente queremos que todos acepten que esta no es una crisis que va a desaparecer pronto", recalcó Ingram.

Los rohingyas, de origen musulmán, han sido tradicionalmente una minoría segregada en Myanmar, donde ni siquiera se les reconoce el derecho a una nacionalidad, por lo que han vivido durante décadas como refugiados.

Con Reuters y EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24