Irán espera detener las sanciones estadounidenses ante la CIJ

Anuncios

La Haya (AFP)

Irán iniciará el lunes un proceso contra Estados Unidos ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para intentar poner fin a las sanciones estadounidenses, llevando así a un ámbito judicial el enfrentamiento sobre las ambiciones nucleares de Teherán.

En julio, Irán emprendió un procedimiento contra Estados Unidos ante la CIJ, principal órgano judicial de la ONU con sede en La Haya, tras la decisión del presidente Donald Trump de reforzar las sanciones contra la República Islámica.

El presidente estadounidense había anunciado también en mayo la retirada de su país del acuerdo internacional sobre el programa nuclear iraní alcanzado en 2015, y en virtud del cual las sanciones habían sido suspendidas.

A la primera ola de estas sanciones, lanzada a principios de agosto, se sumarán el 5 de noviembre otras medidas que afectan al sector petrolero y gasístico, que desempeñan un papel capital en la economía iraní.

Teherán desea que los jueces de la CIJ ordenen a Estados Unidos "poner fin de inmediato" a estas medidas. Irán sostiene que el restablecimiento de las sanciones viola múltiples disposiciones del tratado irano-estadounidense de 1955.

La Corte deberá pronunciarse sobre el final provisional de las sanciones que exige Irán en los dos meses siguientes al inicio de las audiencias, que se abren el lunes. Una decisión final sobre el caso podría llevar años.

- "Asedio económico" -

Según Teherán, el restablecimiento de las sanciones estadounidenses tiene ya un impacto negativo en la economía del país. El rial iraní perdió cerca de la mitad de su valor desde abril.

Varias compañías --incluyendo las francesas Total, Peugeot y Renault, así como las alemanas Siemens y Daimler-- anunciaron el final de sus actividades en Irán debido a las sanciones.

"Estados Unidos imponen un asedio económico a Irán, con todas las consecuencias dramáticas que esto supone para la población iraní asediada", precisó Teherán en su solicitud a la CIJ.

Varias grandes potencias desaprobaron la retirada unilateral de Estados Unidos del acuerdo sobre el programa nuclear, en el que Irán se compromete a no desarrollar el arma atómica.

"La posición de Irán se ve reforzada por el apoyo de numerosos Estados europeos, y uno de los objetivos es denunciar públicamente los actos de Estados Unidos", indicó Eric De Brabandere, profesor en "Solución de disputas internacionales" en la Universidad de Leiden (Holanda).

Los casos judiciales de Irán generan por lo tanto "un cierto reclamo", explicó a la AFP.

- "Actividades dañinas" -

Para Donald Trump, las sanciones están destinadas a "aumentar la presión" sobre el régimen iraní para que "cambie de comportamiento", en especial en lo relativo a su programa balístico y al conjunto de "sus actividades dañinas".

Donald Trump dijo sin embargo estar "abierto" a un nuevo acuerdo sobre el programa nuclear con Irán.

Pero el guía supremo iraní, Alí Jamenei, declaró la semana pasada que no habría "ni guerra, ni negociaciones con Estados Unidos", lo que puso fin a las esperanzas de entendimiento.

El 8 de octubre, la CIJ comenzará a examinar otra denuncia que Irán presentó contra Estados Unidos en 2016 por la congelación de casi 2.000 millones de dólares de activos iraníes.