Saltar al contenido principal

La justicia de Zimbabue se pronuncia sobre la elección de Mnangagwa

Anuncios

Harare (AFP)

El Tribunal Constitucional de Zimbabue pronunciará este viernes su esperada sentencia sobre el recurso contra la elección del presidente saliente Emmerson Mnangagwa, acusado de fraude electoral en las recientes elecciones presidenciales y legislativas.

La mayor instancia judicial de este país africano podría exigir otro recuento de los votos o incluso unas nuevas elecciones.

Pero, según la mayoría de los expertos, los nueve miembros del Tribunal Constitucional validarán los resultados de estos comicios, los primeros organizados en Zimbabue tras la caída de Robert Mugabe a finales del año pasado.

La publicación de la sentencia está prevista a partir de las 14h00 (12H00).

Elegido presidente en noviembre de 2017 tras la revuelta interna del partido en el gobierno y del ejército, Mnangagwa se impuso en las elecciones del 30 de julio con el 50,8% de los votos.

Nelson Chamisa, su rival de la formación opositora Movimiento para un Cambio Democrático (MDC) obtuvo el 44,3% de los sufragios.

Los abogados del MDC defendieron este miércoles su petición de anular los resultados durante una audiencia del Tribunal Constitucional, que fue retransmitida en directo por cadenas de televisión estatales, un hecho inédito en este país.

"Nos confrontamos ante un intento grosero de manipulación", denunció uno de los abogados, Thabani Mpofu, quien aseguró que "unas nuevas elecciones son inevitables".

Los partidarios de Mnangagwa tacharon estas acusaciones de "falsas" y que la petición de la oposición no dispone de pruebas.

- "Sin fundamento" -

"Esta petición de anulación no dispone de un fundamento serio", afirmó el abogado Lewis Uriri, en defensa del presidente saliente.

Tras su nombramiento en noviembre, Mnangagwa prometió un punto y a parte respecto al régimen autoritario de Mugabe, a pesar de haber sido su delfín en el pasado.

La campaña electoral resultó más transparente y menos violenta que en los comicios anteriores, salpicados por las intimidaciones del gobierno contra sus adversarios.

Pero volvió a planear el fantasma del régimen autoritario de Mugabe cuando una manifestación de la oposición fue reprimida de forma sangrienta por el ejército dos días después de las elecciones.

No obstante, los observadores internacionales no constataron grandes manipulaciones ni fraudes electorales.

La delegación de observadores de la Unión Europea únicamente denunció una "desigualdad de oportunidades" entre el presidente saliente y sus rivales, en concreto, respecto a su presencia en los medios públicos.

Los analistas consideran escasas las posibilidades de que el Tribunal Constitucional acepte el recurso de la oposición contra los resultados electorales.

"Su veredicto es muy previsible, no hay ninguna posibilidad de que invaliden los resultados de las elecciones", predijo en declaraciones a la AFP Derek Matyszak, jurista de la universidad de Zimbabue, que recordó que "la justicia es considerada como militante".

La petición de la oposición hizo que se aplazara la ceremonia de investidura de Mnangagwa, que estaba prevista para el 12 de agosto. Si el Tribunal Constitucional confirma el viernes su victoria, esta tendrá lugar el próximo domingo.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.