Saltar al contenido principal

China tacha "de irresponsables" las acusaciones de Trump sobre Corea del Norte

Anuncios

Pekín (AFP)

China denunció este sábado las declaraciones "irresponsables" del presidente estadounidense, Donald Trump, quien justificó la cancelación del viaje a Corea del Norte de su secretario de Estado, Mike Pompeo, por la falta de cooperación de Pekín en la desnuclearización de Pyongyang.

"Las declaraciones estadounidenses no se corresponden con la realidad y son irresponsables. Estamos muy preocupados y hemos protestado de manera solemne ante Estados Unidos", indicó en un comunicado Lu Kang, portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores chino.

Trump anuló el viernes la cuarta visita de Mike Pompeo a Pyongyang, prevista para la próxima semana.

El presidente estadounidense manifestó entonces, por primera vez desde su cumbre histórica con el líder norcoreano Kim Jong Un, en junio, su frustración ante la ausencia de avances en la desnuclearización, y culpó de este punto muerto a Pekín, en un contexto de guerra comercial sino-estadounidense.

"Debido a nuestra posición mucho más dura sobre el comercio con respecto a China, pienso que ya no ayudan como antes en el proceso de desnuclearización [a pesar de la existencia de sanciones de la ONU]", lamentó Trump en Twitter. En la mesa de negociaciones se consideró que la presión china era crucial para impulsar a Pyongyang.

El presidente estadounidense pidió así "no ir a Corea del Norte en este momento" a Mike Pompeo, que había anunciado el jueves que viajaría por cuarta vez a Pyongyang la semana próxima.

"Tengo el sentimiento de que no hacemos suficientes progresos en materia de desnuclearización en la península coreana", aseguró Trump para justificar la anulación del viaje de su secretario de Estado.

Según Trump, el jefe de la diplomacia estadounidense podrá en cambio volver a programar su viaje "en un futuro cercano, probablemente una vez que hayamos encontrado una solución a nuestras relaciones comerciales con China".

- Inquietud en Washington -

Pekín y Washington intentan actualmente volver a entablar el diálogo sobre su conflicto comercial. Pero acaban de imponerse de manera mutua derechos de aduana sobre miles de millones de dólares en mercancías.

"Todos los implicados [por el dosier nuclear norcoreano] deben seguir el camino del arreglo político, tener contactos activos, negociar, y tomar en cuenta las preocupaciones legítimas de unos y otros", declaró el portavoz chino, Lu Kang.

Tras la cumbre histórica del 12 de junio con el dirigente norcoreano Kim Jong Un en Singapur, Trump se mostró optimista y se vanaglorió de su excelente relación personal con su homólogo norcoreano. Incluso declaró que era el final de "la amenaza nuclear por parte de Corea del Norte".

De hecho, el presidente estadounidense dio el viernes en un tuit sus "saludos más cordiales para el presidente Kim". "¡Tengo muchas ganas de volver a verlo!", añadió.

El balance de la cumbre en Singapur, la primera reunión entre un presidente de Estados Unidos y su homólogo de Corea del Norte, no fue nada del otro mundo. Pero sirvió para reducir el riesgo de una confrontación entre ambos países, que pocos meses antes habían intercambiado insultos y amenazas nucleares.

Sin embargo, en la declaración final de la cumbre, Kim Jong Un se comprometió de forma poco concreta a favor de una "desnuclearización completa de la península coreana", un compromiso que no satisfizo el objetivo inicial de Estados Unidos de lograr una "desnuclearización completa, verificable e irreversible".

Varios informes del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) confirmaron que el gobierno norcoreano continúa con sus actividades nucleares.

"Compartimos estas inquietudes", aseguró el jueves la portavoz de la diplomacia estadounidense, Heather Nauert.

Antes de la anulación sorpresa de su viaje, Pompeo confiaba en lograr "progresos diplomáticos" viajando a Pyongyang acompañado por Steve Biegun, el nuevo enviado especial nombrado recientemente para desbloquear las complejas negociaciones con Corea del Norte.

Tras su última visita en julio, el secretario de Estado regresó con las manos vacías y las autoridades norcoreanas denunciaron los métodos de "gangsters" de la Casa Blanca.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.