Saltar al contenido principal

ONU pide a Italia y UE solución urgente para migrantes bloqueados en Sicilia

Anuncios

Ginebra (AFP)

La ONU pidió a Italia y a la UE una solución para los migrantes bloqueados en Sicilia a bordo de un barco de los guardacostas italianos, e instó a Roma a desembarcarlos y a la UE a acogerlos de manera urgente.

En un comunicado, el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) "pide a los Estados miembros de la Unión Europea a que ofrezcan de forma urgente sitio para reubicar a unas 150 personas rescatadas que permanecen a bordo del 'Diciotti', barco de los guardacostas italianos".

"Mientras tanto, ACNUR pide a las autoridades italianas autorizar el desembarco inmediato de las personas a bordo", añadió.

Más de una semana después de que el "Diciotti" rescatara a 190 migrantes, entre el 15 y el 16 de agosto en el Mediterráneo, unos 150 se encuentran todavía a bordo, mientras que el resto, de los cuales unos 30 son menores, recibieron la autorización de desembarcar.

Según ACNUR, "la mayoría de los que se encuentran a bordo provienen de países productores de refugiados".

Esta situación provocó un duro pulso entre Roma y Bruselas, en un momento en el que el nuevo gobierno italiano acrecentó la presión sobre los demás países de la UE para que compartan más la acogida de los que llegan.

El vicepresidente del Consejo italiano, Luigi Di Maio, había dado a Bruselas hasta el viernes para encontrar una solución sobre el reparto de los migrantes bloqueados en el "Diciotti", y amenazó con reducir su contribución a los presupuestos de la UE.

Un portavoz de la Comisión Europea descartó el viernes el ultimátum italiano y señalo que los europeos continuaban "trabajando intensamente para resolver la situación".

Pero la situación de los migrantes a borde del "Diciotti" no había avanzado el viernes tras una reunión entre Bruselas y los altos responsables diplomáticos de 12 países miembros sobre la cuestión de la migración.

"Es peligroso e inmoral poner en peligro la vida de los refugiados y de los solicitantes de asilo mientras que los Estados libran una lucha política para encontrar soluciones a largo plazo", declaró ACNUR, Filippo Grandi, citado en el comunicado.

"Hay vidas en juego", concluye ACNUR. "Ya en 2018, más de 1.600 personas perdieron la vida intentando llegar a las costas europeas, aunque el número de personas que intentan atravesar ha disminuido considerablemente con respecto a años anteriores", matiza la agencia de la ONU.

Unos 700.000 migrantes desembarcaron en las costas italianas desde 2014, pero la cifra de llegadas disminuyó más de un 80% a finales de junio respecto al año pasado, según el ministerio de Interior.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.