Saltar al contenido principal

Pacaraima y la tensión por la llegada de migrantes venezolanos

Una familia venezolana del estado de Aragua posa para una foto mientras intentan hacer autostop hacia la ciudad de Boa Vista, después de obtener el estatus de refugiado o residencia temporal, a través de la Policía Federal y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), en el Control fronterizo de Pacaraima, estado de Roraima, Brasil, el 10 de agosto de 2018.
Una familia venezolana del estado de Aragua posa para una foto mientras intentan hacer autostop hacia la ciudad de Boa Vista, después de obtener el estatus de refugiado o residencia temporal, a través de la Policía Federal y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), en el Control fronterizo de Pacaraima, estado de Roraima, Brasil, el 10 de agosto de 2018. Nacho Doce / Reuters

Son cientos los venezolanos que cruzan cada día el paso fronterizo de Pacaraima, con el fin de huir de la crisis sociopolítica de su país y poder empezar una vida en Brasil. Pero no todos los residentes están de acuerdo con esta acogida.

Anuncios

Desde el año 2014, más de 128.000 ciudadanos venezolanos han pasado por Pacaraima, la zona fronteriza entre Venezuela y Brasil, puerta de esperanza para aquellos migrantes que huyen de la crisis sociopolítica y económica, y buscan un nuevo inicio en territorio brasileño.

Ese es el caso de Juliani y Yovanes, a los que seguimos, y que metieron toda su vida en un par de maletas con el objetivo de conseguir la residencia o al menos la condición de refugiados. Un viaje duro hasta Brasil, hacia un mejor futuro, que cada vez más se tiñe de hostilidades y ataques xenófobos.

En el caso de Pacaraima, muchos de los residentes están en desacuerdo sobre esta masiva llegada, por el bullicio y la ocupación que supone en la población. Llegando al extremo de que hace pocos días quemaron un campamento de refugiados, que obligó a las autoridades brasileñas a enviar a 120 agentes de la Fuerza Nacional de Seguridad Pública.

Así nos lo cuentan nuestras enviadas especiales Valeria Saccone y Fanny Lothaire en este reportaje en el lugar.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.