Saltar al contenido principal

El presunto asesino de un niño holandés, llevado ante la justicia española

Anuncios

Barcelona (AFP)

El sospechoso del asesinato del holandés de 11 años Nicky Verstappen, que conmovió hace veinte años los Países Bajos, fue puesto este lunes a disposición de la justicia española tras haber sido detenido cerca de Barcelona, informó una fuente judicial.

"El detenido ha sido conducido a los juzgados de Granollers (noreste de Barcelona, ndlr) por la policía nacional", indicó a la AFP una portavoz de las autoridades judiciales en Cataluña.

En este tribunal, el sospechoso será interrogado por videoconferencia por los magistrados de la Audiencia Nacional, un alto tribunal en Madrid encargado de los procesos de extradición, añadió.

Joseph Brech, un holandés de 55 años, fue detenido en una zona montañosa cerca de Castellterçol, un pequeño municipio a 50 km de Barcelona, "cuando salió a cortar leña", indicó la policía española en un comunicado este lunes.

Su arresto había sido anunciado el domingo por la noche por la policía holandesa.

Nicky Verstappen, de 11 años, había desaparecido en la noche del 9 al 10 de agosto de 1998 en un campamento de verano en la provincia de Limburg, al sur de Holanda.

Este campamento, en el que el sospechoso trabajaba como monitor según la policía española, se celebraba en la reserva natural de Brunssummerheide, cerca de la frontera con Alemania.

El cuerpo del niño, que había sido agredido sexualmente antes de su asesinato, fue descubierto al día siguiente por la tarde en un pinar cercano al campamento.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.