La Haya

Irán le pidió al tribunal de la ONU que EE. UU. suspenda las sanciones económicas

Los miembros de la Corte Internacional de Justicia asisten a una audiencia ante un demanda de Irán para detener las nuevas sanciones impuestas por Estados Unidos, en la sala de la Corte Internacional en La Haya, Países Bajos el 27 de agosto de 2018.
Los miembros de la Corte Internacional de Justicia asisten a una audiencia ante un demanda de Irán para detener las nuevas sanciones impuestas por Estados Unidos, en la sala de la Corte Internacional en La Haya, Países Bajos el 27 de agosto de 2018. Piroschka van de Wouw / Reuters

Las autoridades iraníes solicitaron ante el alto tribunal de la ONU que Estados Unidos paralice el “restablecimiento de las sanciones” que fueron anunciadas por Trump hace cuatro meses.

Anuncios

La paralización de las sanciones anunciadas por el mandatario estadounidense, Donald Trump, el pasado 8 de mayo, esa fue la petición de Irán ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

Mohsen Mohebi, el representante de Irán ante el alto tribunal de Naciones Unidas, aseguró ante los jueces de su país que no tuvo una alternativa distinta a acudir a La Haya, dada la negativa de Estados Unidos para resolver las tensiones y diferencias entre los dos países de manera diplomática.

Esta petición iraní representa un reclamo por la implementación de medidas que puedan detener la “agresiva escalada” puesta en marcha desde Washington y la pronta paralización de las reimposiciones de sanciones, que comenzaron el siete de agosto.

De acuerdo con Mohebi, dichas sanciones han provocado la pérdida de miles de plazas laborales, afectado sustancialmente la economía de esa nación e, incluso, podrían arriesgar la estabilidad regional, debido a que, con la implementación total, prevista a partir del mes de noviembre, impactaría en muchos mercados.

Estados Unidos decidió retirarse del acuerdo firmado en 2015, pese a que el Organismo Internacional de la Energía Atómica confirmó que Irán se encontraba cumpliendo con la implementación de lo pactado justo en los términos que habían sido establecidos.

El representante iraní Mohsen Mohebi en La Haya donde Irán ha pedido a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que tome medidas provisionales para forzar a Estados Unidos a suspender las sanciones económicas contra Teherán. 27 de agosto de 2018, Países Bajos.
El representante iraní Mohsen Mohebi en La Haya donde Irán ha pedido a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que tome medidas provisionales para forzar a Estados Unidos a suspender las sanciones económicas contra Teherán. 27 de agosto de 2018, Países Bajos. Jerry Lampen / EFE

Estados Unidos objetará la jurisdicción de la CIJ

A través de una reacción inicial presentada por escrito, Washington aseguró que el Tribunal de Justicia no tiene competencias en el caso y que las afirmaciones de Irán no están dentro de los límites del tratado.

Se espera que los abogados estadounidenses dirigidos por la asesora del Departamento de Estado Jennifer Newstead, nombrada por Trump en 2017, respondan oficialmente el 28 de agosto.

La CIJ deberá responder ante de las exigencias de Irán de detener las nuevas sanciones de Estados Unidos en los dos meses siguientes al inicio de las audiencias, pero una decisión final sobre el caso podría tardar años.

Después de retirarse del acuerdo nuclear, el presidente Trump anunció la imposición de planes unilaterales para restaurar las sanciones contra Teherán y aunque varias naciones europeas protestaron frente a la decisión, gran parte de las compañías de occidente prefieren dejar de hacer negocios con esa nación antes que enfrentarse a Estados Unidos y afectar sus relaciones comerciales.

Estados Unidos e Irán tienen historia en La Haya

Esta no es la primera vez que ambos países se enfrentan ante el Alto Tribunal. Su historial de conflictos internacionales data desde 1979, año en el que se convirtieron en enemigos después de la revolución islámica en Irán.

Tiempo después, en 1980, la República Islámica ignoró una demanda estadounidense contra la CIJ por la toma de diplomáticos norteamericanos en Teherán, que el Tribunal consideró ilegales.

En otra demanda y contrademanda, el Tribunal de La Haya encontró que el tratado de amistad, suscrito en 1955 entre ambos estados, todavía era válido a pesar de que se firmó antes de la revolución. Sin embargo, estableció en 2003 que ni las acciones de los Estados Unidos contra las plataformas petrolíferas iraníes ni los ataques iraníes a la navegación estadounidense violaron el tratado.

Ahora, ante la apelación impuesta por Teherán, el presidente del Alto Tribunal, Abdulqawi Yusuf, al frente de un panel de 15 jueces, instó al Gobierno Trump a adherirse a cualquier decisión provisional que se tome.

La Corte Internacional de Justicia es el tribunal de las Naciones Unidas para resolver disputas internacionales. Sus decisiones son vinculantes e inapelables, aunque sus sentencias pueden ser revisadas si alguna de las partes en conflicto duda de sus efectos.

Informe desde Irán: Teherán abogará por la suspensión de las sanciones

Con EFE y Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24