Saltar al contenido principal

Renuncia Nicolas Hulot, ministro de Ecología de Francia

Nicolas Hulot, ministro francés para la Transición Ecológica e inclusiva, mira hacia el presidente Emmanuel Macron mientras visita la península de Cap Frehel en el norte de Bretaña, Francia, el 20 de junio de 2018.
Nicolas Hulot, ministro francés para la Transición Ecológica e inclusiva, mira hacia el presidente Emmanuel Macron mientras visita la península de Cap Frehel en el norte de Bretaña, Francia, el 20 de junio de 2018. Stephane Mahe / Reuters

Sin prevenir al presidente y en una entrevista, el ministro de Ecología, Nicolas Hulot, anunció este 28 de agosto que deja su cargo. Dijo que para él la política terminó.

Anuncios

"Tomo la decisión de dejar el Gobierno", dijo Nicolas Hulot a la radio 'France Inter' este 28 de agosto. El hasta hoy ministro de Transición Ecológica añadió que se sentía "solo maniobrando los problemas medioambientales del Gobierno".

“Por primera vez voy a tomar la decisión más difícil de mi vida. Ya no me quiero mentir más, no quiero que mi presencia en este Gobierno signifique que estamos haciendo lo suficiente para afrontar este reto”, afirmó.

Asimismo, explicó que, si no informó al presidente previamente, Emmanuel Macron, ni al primer ministro, Edouard Philippe, fue por temor a que lo convencieran de quedarse.

Dijo que no desea que su dimisión sea utilizada para atacar al Gobierno, debido a que tiene una “profunda admiración” por sus integrantes.

"El primer ministro y el presidente de la República han sido en estos 14 meses de una afección, de una lealtad y de una fidelidad a toda prueba", reconoció Hulot.

Hulot renuncia por "una acumulación de decepciones. Ya no creo en nada"

Según el exnúmero tres del Gobierno, la influencia de los "lobbies en los círculos de poder" fue lo que finalmente lo llevaron a tomar la decisión.

El político recordó un encuentro que sostuvo con el mandatario francés y el presidente de la Feéderación Nacional de Cazadores, Willy Schraen, el pasado lunes, en el Palacio del Elíseo.

Allí hablaron sobre la reforma a la Ley de Caza. “Yo le dije frontalmente que no tenía que hacer nada allí", señaló Hulot, quien dijo que en todo caso no es la modificación de la ley, que ha dado varios beneficios a los cazadores, lo que le llevó a renunciar, sino "una acumulación de decepciones. Ya no creo en nada", arremetió.

Hulot, quien perdió en las primarias para las elecciones presidenciales de 2012, dijo que para él la política terminó. "No me vean ninguna ambición política. Se acabó".

Un aventurero nato y defensor mediático de la naturaleza

Hulot, quien nació en Lille, Francia, en 1955, heredó de su padre, un buscador de oro en Venezuela, su gusto por la aventura.

Después de pequeños trabajos, su espíritu viajero comenzó a desarrollarse con un puesto como fotógrafo para la agencia SIPA, con la que viajó a Guatemala, Sudáfrica y Rhodesia.

Años después comenzó a trabajar en la radio y luego dio el paso a la televisión, con 'TV TF1', donde su carrera despegó a fines de los años 80, con el programa "Ushuaïa, el magacín de lo extremo".

La emisión lo convirtió en el defensor mediático de la naturaleza, mientras su conciencia ecológica iba creciendo.

"He visitado los sitios más variados en mi vida y he podido medir la rapidez con que estamos destruyendo nuestro ecosistema", reconocíó a la agencia Reuters en 2015.

En 1990 creó una lundación, que lleva su mismo nombre, y comenzó a acercarse a la política como consejero en los gobiernos de Laurent Fabius, Jacques Chirac, Nicolas Sarkozy y François Hollande, con los cuales multiplicó sus intervenciones en mítines.

En 2007 propuso a los candidatos a la Presidencia firmar un "pacto ecológico".
Todos, con excepción del ultra derechista Jean-Marie Le Pen, lo hicieron.

Sus apariciones en televisión y su causa ecológica han hecho que sea considerado por la prensa francesa como el ministro más popular del Gobierno Macron.

Sin embargo, ha sufrido ataques constantes de los militantes ecologistas por los lazos de su fundación con multinacionales como EDF o L'Oréal.

Hulot ha asegurado que aceptó esa ayuda financiera porque "no coarta la libertad de acción de la fundación o su libertad de palabra".

Informe desde París: el Gobierno francés lamenta la decisión del ministro de Ecología

Un ministro de Ecología con éxitos y fracasos

Como ministro de Macron, Hulot cultivó su imagen de una persona que no adopta los códigos de comunicación ni de vestimenta tradicionales. Usualmente llevaba una camisa de cuello Mao sin corbata.

Además, expuso durante estos 14 meses su dudas y oposiciones en distintas temáticas gubernamentales; como el polémico acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Canadá.

Hulot cosechó algunos éxitos en la administración de Emmanuel Macron, por ejemplo, logró impulsar que el Gobierno abandonara el proyecto del aeropuerto de Notre-Dame-des-Landes (Loire-Atlantique), una obra que enfrentó a grupos ecologistas con la clase política desde los años sesenta.

Pero también vivió algunas decepciones. Una de las principales ocurrió en noviembre de 2017 cuando anunció que su país aplazaba el objetivo de reducir al 50 % la electricidad de origen nuclear, inicialmente programado para 2025.

En ese momento señaló que el Gobierno tomaría un año para decidir la nueva fecha para la consecución de la meta.

Otro de los momentos más polémicos se produjo a principios de este agosto de 2018. La actriz y militante ecologista, Brigitte Bardot, pidió la renuncia de Hulot a raíz de "varios decretos relacionados con las cuotas de caza tradicionales".

Bardot dijo estar "cansada de la inacción de un ministro que “no sirve para nada, que actúa como si no tuviera poder".

Melenchon: “la 'macronmanía' comienza a descomponerse”

A través de un comunicado, el Palacio del Elíseo dijo "tomar nota" de la sorpresiva renuncia del ministro de Transición Ecológica y aseguró que "el gobierno mantiene su total determinación en términos medioambientales".

El texto dice que "Nicolas Hulot ha aportado mucho con su presencia y su acción en el Gobierno" y que están orgullosos de "lo que ha logrado”. “Nicolas Hulot puede estar contento de su trabajo", subrayaron.

Por su parte, el portavoz del Gobierno, Benjamin Griveaux, lamentó "que no haya valorado todo lo que ha conseguido en estos 14 meses".

“La lucha por la biodiversidad, el ambiente, la transición de energía es larga, no obtienes resultados en solo un año y Nicolas Hulot sabe eso. Toma tiempo transformar nuestro modelo agrícola, no lo cambias haciendo click con los dedos”, agregó.

Griveaux también criticó que el ecologista no haya advertido al presidente sobre su dimisión: "es su manera de hacer las cosas, pero creo que el mínimo de cortesía hubiera sido advertir al presidente".

Desde la derecha el líder del Partido de los Republicanos, Laurent Wauquiez, dijo que "esta dimisión es el reflejo de las consecuencias que dejan las políticas ambiguas de Emmanuel Macron".

“Entiendo que se sintiera traicionado como muchos franceses por promesas que no han sido cumplidas", opinó Wauquiez.

En el otro extremo, el izquierdista Jean Luc Melenchon dijo que esta renuncia "funciona como un voto de censura contra Macron y confirma mi diagnóstico del domingo: la 'macronmanía' comienza a descomponerse".

Con AFP y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.