Saltar al contenido principal

Piden reversar nombramiento de Alejandro Ordóñez, nuevo embajador de Colombia ante la OEA

Alejandro Ordóñez Maldonado en la Cumbre Concordia 2016 celebrada en Nueva York el 19 de septiembre.
Alejandro Ordóñez Maldonado en la Cumbre Concordia 2016 celebrada en Nueva York el 19 de septiembre. Paul Morigi / AFP

Con una petición en línea que ya supera las 193,930 firmas, ciudadanos piden al presidente de Colombia reversar la designación del exprocurador Alejandro Ordoñez por sus posiciones políticas y religiosas extremas.

ANUNCIOS

El nombramiento de Alejandro Ordóñez Maldonado como nuevo embajador de Colombia ante la Organización de Estados Americanos (OEA), desató una amplia polémica en ese país debido a las posiciones de extrema derecha, tanto políticas como religiosas, que ha sostenido durante su carrera pública.

El presidente de Colombia, Iván Duque, nombró al conservador Ordóñez "en el cargo de embajador extraordinario y plenipotenciario de la planta de personal del despacho de los jefes de misiones diplomáticas y oficinas consulares adscrito a la Misión Permanente de Colombia en la OEA, con sede en Washington" el pasado 24 de agosto, según el decreto 1630.

Una de las críticas que más repiten sus contradictores es que su reelección como procurador general en 2012 estuvo viciada. Y la opinión está sustendada en una decisión del Consejo de Estado que declaró nulo su segundo periodo al considerar que violó la Constitución al nombrar en el Ministerio Público a "parientes de dos de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia que tuvieron competencia para intervenir" en su designación como procurador. Ordóñez renunció antes de que la destitución se hiciera efectiva.

Pero eso no es lo único que alegan sus opositores, donde se cuentan políticos, periodistas y defensores de los DD. HH.

Alejandro Ordóñez ha sido criticado por sus posiciones conservadoras y por protagonizar una "ceremonia de quema de libros impíos"

Ordóñez ha sido blanco de críticas por sus posturas tradicionalistas frente al matrimonio igualitario, aborto, eutanasia y adopción de niños por parte de parejas del mismo sexo.

En una entrevista al diario colombiano El Tiempo en noviembre de 2015, aseguró que las parejas homosexuales no son idóneas para la crianza y educación.

"Estamos ante un drama moral sin antecedentes, hoy todo vale en contra de la familia, hoy todo vale en contra del matrimonio, en contra la vida, y ahora todo vale en contra de los niños, porque se privilegia el derecho de los adultos, y se entregan los niños a manos no idóneas para la crianza y la educación", señaló.

Uno de los episodios más recordados durante su segundo periodo como procurador, está relacionado con su participación en una ceremonia de quema de libros y revistas en la ciudad de Bucaramanga, noreste del país, denunciado por el periodista Daniel Coronell, quien relata en una publicación de la revista Semana, titulada ´La noche de la hoguera´, cómo el empleado público incineró varios libros de la biblioteca pública Gabriel Turbay que "podían perturbar las mentes juveniles".

"Entre los que se llevaron había obras de García Márquez, Rousseau, Marx y una Biblia, que también encontraron pecaminosa porque a juicio de ellos era una "edición protestante" y no "católica, apostólica y romana", dijo el periodista.

Para contrarrestar lo que ya es una decisión presidencial, el colectivo Caribe Afirmativo, que defiende los derechos de la población LGBTI, lanzó una petición en la plataforma Change.org.

La petición, que ya suma más de 193,930 firmas, está acompañada de una carta con copia a Luis Almagro, secretario general de la OEA; Pablo Saavedra, secretario ejecutivo de la Corte IDH y Paulo Abrao, secretario ejecutivo de la CIDH, donde los activistas exponen las razones por las que Ordóñez Maldonado no debe ocupar este cargo al considerar que no garantiza la defensa de los derechos humanos.

A través de las redes sociales, ciudadanos, periodistas, políticos y otros sectores del país manifestaron su descontento con la decisión.

El periodista y columnista Daniel Samper Ospina, expresó en su cuenta de Twitter su rechazo al nombramiento.

"Repudio que el gobierno nombre en la OEA, entidad que vela por los derechos, a alguien que, como Alejandro Ordóñez, los viola. Gracias".

Algunos internautas recordaron los trinos compartidos por el mismo Ordóñez en 2017, durante su cargo en el Ministerio Público, en los que cuestionaba la labor de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), organismo que hace parte de la OEA, por conceder medidas cautelares al entonces alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, destituido durante 15 años por irregularidades en la administración del sistema de recolección de basuras en la capital del país.

"La CIDH propone modificar la ley colombiana para favorecer a un candidato de izquierda. Nos quieren convertir en Venezuela. ¡No más socialismo del Siglo XXI!", publicó el mandatario.

Gustavo Petro, ahora senador y quien fue candidato para la Presidencia de Colombia en 2010 y 2018, rechazó las posiciones de Ordóñez y aseguró que éstas no representan al país ante la organización.

La politóloga y especialista en relaciones internacionales, Sandra Borda, ve con buenos ojos la movilización ciudadana como expresión democrática ante las decisiones diplomáticas.

Como si fuera poca la avalancha de críticas, el segundo diario de circulación nacional de ese país, 'El Espectador', arreció en contra del nombramiento en su página editorial. "Es extraño, entonces, que nuestro representante sea alguien que en el pasado ha expresado posiciones abiertamente agresivas contra la CIDH, y que además carga encima la nulidad de su cargo por haber participado en la dinámica del “tú me eliges, yo contrato a tus familiares y amigos”. ¿Dónde queda la estatura moral del país?", se preguntó el medio.

"Hace menos de un año, el ahora embajador ante la OEA se preguntaba quiénes componen a la CIDH. Su respuesta: “miembros de la izquierda internacional en busca de recursos para financiarse”. En otro ataque, dijo que el Sistema Interamericano “nos quiere convertir en Venezuela”. La paradoja es que ahora, para ayudar a Venezuela, Colombia necesita de la CIDH y de la OEA. La incoherencia es evidente", completó 'El Espectador'.

Pese a las críticas por su nombramiento, el funcionario no se ha pronunciado. Tampoco su jefe, el presidente Duque.

Con EFE

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.