Cierra el Village Voice, una institución neoyorquina

Anuncios

Nueva York (AFP)

El Village Voice no volverá a tomar el pulso de Nueva York: tras varios años de declive, el propietario del famoso semanario anunció este viernes su cierre definitivo a causa de "una realidad económica cada vez más difícil".

"En estos últimos años, el Voice tuvo que afrontar una realidad económica cada vez más difícil para aquellos que producen periodismo y prensa escrita. Como muchos otros, siempre fuimos optimistas, pensando que las cosas mejorarían rápidamente", manifestó Peter Barbey en un comunicado enviado a algunos medios neoyorquinos.

Ante la imposibilidad de continuar la publicación, Barbey indicó que se está trabajando para completar la digitalización de sus archivos para "que las futuras generaciones puedan vivir la experiencia de este tesoro cultural y social en la vida de este país".

"El Village Voice pone fin a su portada: descansa en paz", tuiteó la periodista Valerie Vande Panne, que escribía en el semanario.

"Un amigo mío acababa de presentar su artículo, cuando el relector le dijo que tenía una buena noticia: su nota sería la última en ser publicada por el Voice. Era al mismo tiempo la mala noticia", agregó el editor.

Barbey había adquirido el semanario en 2015, esperando ser capaz de "garantizar su futuro".

En septiembre de 2017, a raíz de la crisis en la prensa escrita, tuvo que reducir sus ambiciones renunciando a la versión impresa para limitarse a la digital.

Al final sólo empleaba a menos de una veintena de personas, según el sitio de información neoyorquino The Gothamist. Este viernes, llamados telefónicos a su redacción quedaron sin respuesta.

Cerca de la mitad de los empleados dejaron de trabajar este mismo viernes y el resto permanecerá hasta concluir las actividades de archivo, precisó The Gothamist, citando un discurso de Barbey ante sus empleados.

Creado en 1955 por el escritor Norman Mailer, junto a Dan Wolf y Ed Fancher, este semanario muy enfocado en la cultura y la política --además de sus famosos anuncios clasificados-- se había convertido en una institución.

Nacido en medio de la ebullición cultural del barrio de Greenwich Village, el semanario era un espacio fértil en ideas nuevas, siempre tomando el pulso a la actualidad de la ciudad y de su "underground", con investigaciones que fueron a menudo un referente de periodismo.

El Village Voice ganó entre otros tres premios Pulitzer.