Corea del Sur

Heung-min Son: a una victoria del oro asiático y de no prestar servicio militar

El delantero surcoreano jugará con su selección la final de los Juegos Asiáticos contra Japón.
El delantero surcoreano jugará con su selección la final de los Juegos Asiáticos contra Japón. Aamir Qureshi / AFP

El delantero del Tottenham de Inglaterra se jugará su futuro frente a Japón el sábado 1 de septiembre cuando su selección busque el oro en los Juegos Asiáticos, necesario para ser eximido del servicio militar obligatorio.

Anuncios

El 23 de junio de 2018 en el Rostov Arena de Rusia se escuchaba el pitazo final que daba por terminado el segundo partido del grupo F entre Corea del Sur y México. El equipo asiático cayó 2-1 frente a los latinoamericanos, resultado con que se diluía el sueño de avanzar a los octavos de final de Rusia 2018.

Tras la partida de los jugadores a los vestidores, el delantero surcoreano Heung-min Son se quebraba en llanto. Su tristeza, por encima de la derrota, reflejaba la impotencia que sintió en aquel momento. El perder el partido no solo dejaba a los asiáticos al borde de la eliminación, también le daba un claro mensaje al capitán de los rojos: alejarse de las canchas por dos años y enlistarse en las fuerzas armadas.

En la República surcoreana, los hombres tienen que prestar, obligatoriamente, el servicio militar antes de cumplir los 28 años de edad por un periodo mínimo de 21 meses. Es decir, casi dos años, todo dependiendo si es en el ejército, la marina (23 meses) o la fuerza aérea (24). Aquellos hombres que no prestan el servicio militar son los que tienen algún problema físico o psicológico, o los que dejen en alto el nombre del país a través del deporte.

A pesar de ser considerado uno de los mejores de la historia del fútbol de su país, Heung-min Son, de 26 años, no había cumplido los requisitos necesarios para dejar de lado el servicio militar en su país.

Curiosamente, el surcoreano requería de una medalla de oro en competiciones internacionales representando a su nación o el paso a los octavos de final de la Copa Mundial de Rusia 2018, esto último como una condición adicionada por el Gobierno.

Llegó el 27 de junio, Corea del Sur necesitaba una victoria ante Alemania, y que México no perdiera frente a Suecia. Los comandados por Son lograron lo impensado, vencieron a los teutones, pero su victoria fue en vano. Los suecos derrotaron a México y acabaron con la ilusión de los surcoreanos.

Con contrato hasta el 2020, al ariete del Tottenham le quedó una sola oportunidad: ganar la medalla de Oro en los Juegos Asiáticos 2018 Yakarta – Palembang, de lo contrario tendría que ausentarse por dos años del deporte que, hasta el momento, le ha dado todo.

Finalmente, y luego de hacer pretemporada con su equipo en Estados Unidos, el capitán surcoreano tuvo el permiso del club para disputar los juegos asiáticos con su selección.

Corea del Sur compartió el grupo E con Malasia, Bahréin, y Kirguistán. Los rojos no tuvieron inconvenientes y avanzaron a los octavos de final.

Primero derrotaron a Irán 2-0, luego, en cuartos, eliminaron a Uzbekistán con un marcador de 4-3 y por último en la semifinal vencieron a Vietnam 3-1 y consiguieron el paso a la final, donde enfrentarán a uno de sus máximos rivales, la selección de Japón.

“Hago feliz a mi país, me hago feliz, cualquier cosa para mí es positiva y estoy esperando a que se dé”, dijo el delantero tras avanzar a la final de los Juegos Asiáticos.

El destino le sonríe a Heung-min Son que tiene una última oportunidad para no truncar su ascenso en el fútbol internacional.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24