Elecciones en Mauritania

Primeras elecciones en Mauritania, tras la reforma constitucional

Foto de archivo del presidente de Mauritania, Mohamed Ould Abdel Aziz, tomada el 2 de julio de 2018.
Foto de archivo del presidente de Mauritania, Mohamed Ould Abdel Aziz, tomada el 2 de julio de 2018. Ludovic Marin/AFP

Mauritania celebra elecciones legislativas, municipales y regionales. Esta es considerada una prueba clave para el historial del presidente del país frente a la comunidad internacional, que le pide comicios creíbles y pacíficos.

Anuncios

Alrededor de 1.4 millones de personas están aptas para votar. Se trata de los primeros comicios, después de la reforma constitucional de agosto de 2017, que eliminó al Senado. El parlamento pasó a ser unicameral y ahora se llama Asamblea Nacional.

La mayoría de mauritanos cree que el ganador de las elecciones será el partido Unión por la República (UPR), apoyado por el presidente del país, Mohamed Uld Abdel Aziz.

La oposición señala que el mandatario buscaría, obtener una mayoría contundente este primero de septiembre, para abrir el camino hacia un nuevo mandato. Aunque, el jefe de estado, hasta ahora, lo rechaza públicamente.

Este año se registra un récord de participación de partidos políticos. Son 98 en total, que formaron 502 listas electorales, a diferencia de 2013 cuando la mayoría de los movimientos boicoteó las elecciones generales.

Pese a la alta participación política, la jornada electoral no parece dar muchas esperanzas de cambio para los ciudadanos en una nación con un índice de pobreza del 31% y una tasa oficial de crecimiento del 3%.

"Tenemos muchos problemas, especialmente los jóvenes. No creen en las elecciones debido al enorme problema del desempleo. Aquí hay muchos problemas y no hay suficiente solidaridad entre los grupos étnicos ", aseguró Hamadi, un joven desempleado.

La ONU llamó a unas elecciones creíbles

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas, António Guterres, instó a “todas las partes”, en el país, a contribuir a unas “elecciones pacíficas y creíbles”.

Guterres llamó a garantizar “la participación de todos los interesados”.

Mohamed Uld Abdel Aziz, el gobernante mauritano, es un exmilitar que llegó al poder tras un golpe de estado en 2008. Luego, fue elegido en 2009 y reelegido en 2014, por otro mandato de cinco años.

Actualmente asegura que no le interesa buscar un tercer mandato, lo cual está prohibido en la constitución. No obstante, sus adversarios señalan que no están convencidos de sus declaraciones.

Los comicios son supervisados por la Comisión Electoral Independiente, órgano criticado por la oposición que asegura que fue formada sin su participación ni consulta.

Con EFE

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24