John McCain

Un funeral de Estado para el ‘héroe estadounidense’ John McCain

Servicio conmemorativo del senador estadounidense John McCain en la Catedral Nacional de Washington D. C.
Servicio conmemorativo del senador estadounidense John McCain en la Catedral Nacional de Washington D. C. Chris Wattie / Reuters

Expresidentes, miembros del Congreso y líderes mundiales se unieron a la familia McCain para elogiar al difunto senador republicano. Los expresidentes Barack Obama y George W. Bush hablaron durante la ceremonia fúnebre.

Anuncios

Una ceremonia pública realizada en la Catedral Nacional de Washington D. C., fue el último adiós para el senador republicano John McCain. Durante la ceremonia varios líderes mundiales y expresidentes estadounidenses rindieron homenaje al ‘héroe de la guerra de Vietnam’, que murió de cáncer cerebral el 25 de agosto a los 81 años.

Días antes de su muerte, McCain dejo claro cómo quería que fuera su funeral, entre sus peticiones estaba la no asistencia del presidente actual Donald Trump, al contrario, solicitó que los exmandatarios George W. Bush y Barack Obama, estuvieran a cargo de dar un discurso en su ceremonia.

"Si alguna vez nos sentimos tentados a olvidarnos de quiénes somos, nos cansamos de nuestra causa, la voz de John siempre vendrá como un susurro sobre nuestro hombro 'somos mejores que esto, Estados Unidos es mejor que esto'", fueron algunas de las declaraciones del expresidente Bush.

Obama por su parte, saco risas en medio de los asistentes, afirmando que solo McCain, después de muerto ha logrado reunir a los expresidentes Obama y Bush en un mismo discurso.

“Después de todo, ¿Qué mejor manera de dar la última risa que hacer que Bush y yo digamos cosas buenas de él en una audiencia nacional?”, dijo Obama, mientras todos los asistentes rieron un poco.

El exmandatario también recordó las batallas electorales que tanto él como Bush dieron contra McCain en su camino a la Casa Blanca, una disputa que según Obama los hizo a cada uno "mejores presidentes".

"El presidente Bush y yo estamos entre los pocos afortunados que compitieron contra John en los niveles más altos de la política. Nos hizo mejores presidentes al igual que mejoró el Senado y al igual que mejoró este país", dijo Obama, en un tono de agradecimiento al senador.

Entre los familiares que asistieron, su hija, Meghan McCain, fue la encargada de abrir el servicio conmemorativo. Con un emotivo discurso recordó el legado de su padre, además apuntó de forma indirecta el estado actual de la política estadounidense.

“nos reunimos aquí para llorar el fallecimiento de la grandeza americana, lo real, no una retórica barata de hombres que nunca se acercarán al sacrificio que él dio tan voluntariamente”.

Entre lágrimas, discurso y algunas cuantas risas, Washington se despidió del fallecido senador que pasó más de cuatro décadas al servicio de la capital del país. El veterano de guerra, convertido en político, será enterrado en una ceremonia privada en la Academia Naval de EE. UU., donde asistió a la escuela.

Con Reuters

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24