Saltar al contenido principal

Londres y Bruselas enfrentan los últimos 7 meses antes del 'Brexit'

Imagen de archivo de la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, llegando a Downing Street en Londres, Reino Unido, el 12 de junio de 2018.
Imagen de archivo de la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, llegando a Downing Street en Londres, Reino Unido, el 12 de junio de 2018. Toby Melville/Reuters

Este martes 4 de septiembre, el parlamento británico vuelve a sus funciones, tras el receso de verano, para afrontar un tiempo crucial que determinará la futura relación entre el Reino Unido y la Unión Europea.

Anuncios

Con la fecha límite tentativa del próximo 17 de octubre, para llegar a un acuerdo entre la Unión Europea y el Reino Unido, sobre la salida de este último del bloque, la cuenta regresiva para un consenso es inminente.

Tanto Londres como Bruselas albergan la esperanza de alcanzar un pacto antes de la cumbre del Consejo Europeo, que se celebrará los días 17 y 18 de octubre. Sin embargo, las dos partes se han mostrado "flexibles" respecto a esa fecha.

Lograrlo en los tiempos previstos permitirá que los parlamentarios tengan tiempo suficiente para ratificar los documentos de la separación, lo cual hace necesario terminar con la fase negociadora “como muy tarde en noviembre”, según afirmó esta semana el negociador europeo, Michel Barnier, tras reunirse con su homólogo británico Dominic Raab.

La fecha oficial fijada para que el Reino Unido deje de ser parte de la Unión Europea es el 29 de marzo de 2019, a las 23:00 GMT.

En medio de este panorama, la primera ministra británica, Theresa May, convocó a una reunión especial de gobierno, para este 13 de septiembre, destinada a hacer preparativos en caso de que Londres y Bruselas no lleguen a un acuerdo en octubre, según reveló este domingo 2 de septiembre el diario “Sunday Times”.

Cualquier acuerdo al que lleguen Londres y Bruselas deberá ser ratificado por el parlamento británico, así lo prometió el ejecutivo de Theresa May, a finales de 2017.
May no se “comprometerá” con Bruselas sobre sus planes para el 'Brexit'

En declaraciones de May al periódico británico 'Sunday Telegraph', publicadas este 2 de septiembre, la premier aseguró que no se comprometería con Bruselas sobre sus planes para el 'Brexit'.

La jefa del ejecutivo defendió su estrategia de salida, conocida como plan de Chequers. Argumentó que desde que lo presentó, el pasado mes de julio, se ha registrado “un progreso real” en las negociaciones con la Unión Europea.

Las declaraciones las hizo en momentos en que la prensa de su país reporta que los opositores en su partido político publicarían su propia propuesta, con la que piden un “rompimiento más limpio” con el bloque europeo.

“No seré forzada a aceptar compromisos sobre las propuestas de Chequers que no sean de nuestro interés nacional”, afirmó May.

Asimismo, la premier ratificó su rechazo a un posible segundo referéndum para que los ciudadanos voten si no hay un consenso con Bruselas, o para que en caso de que sea alcanzado se pronuncien sobre los términos del mismo.

May indicó que permitir la realización de un plebiscito sobre estos temas significaría una traición a la democracia, al recordar la votación de 2016 con la que la mayoría de los británicos se mostró a favor de su salida de la Unión Europea.

La primera ministra también dejó claro que el Reino Unido estará listo para abandonar el bloque, incluso sin un acuerdo de las dos partes sobre las cláusulas de la separación.

Con EFE Y Reuters

 

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.