Saltar al contenido principal

Nicaragua: oficialistas se manifestaron a favor del presidente Daniel Ortega

Simpatizantes del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) se manifiestan en defensa del presidente Daniel Ortega en las calles de Managua, en medio de la crisis política y social que ha dejado cientos de fallecidos. Managua, Nicaragua. 1 de septiembre 2018.
Simpatizantes del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) se manifiestan en defensa del presidente Daniel Ortega en las calles de Managua, en medio de la crisis política y social que ha dejado cientos de fallecidos. Managua, Nicaragua. 1 de septiembre 2018. Rodrigo Sura / EFE

Militantes del oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN)se manifestaron en apoyo al presidente Ortega, criticado por pedir la salida de la misión del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (ACNUDH).

Anuncios

Bajo el lema “Caminata por la paz y la vida”, los sandinistas salieron a las calles de Managua e hicieron el mismo recorrido que habitualmente toman los manifestantes contrarios al Gobierno de Ortega desde el estallido de la crisis política y social el pasado 18 de abril.

De acuerdo con las autoridades locales, las manifestaciones se extendieron a otras ciudades del interior sin dejar víctimas o heridos como ya era habitual en las manifestaciones callejeras desde que comenzó la crisis en ese país centroamericano.

La ACNUDH dejó Nicaragua

La misión del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los derechos Humanos (ACNUDH) dejó el país por exigencia expresa del Gobierno, tras publicar en la ciudad de Ginebra un extenso informe, en el que acusa al Estado nicaragüense como el principal responsable de varios casos de violaciones a los derechos humanos y represión a lo largo de los últimos cuatro meses que han dejado “más de 300 muertos” de los cuales, Ortega reconoce sólo a 198 de ellos.

El mismo informe también responsabiliza al Gobierno de haber realizado torturas, obstrucción a la atención médica, detenciones arbitrarias, secuestros, violencia sexual, entre otras violaciones a los derechos humanos que han sido negados por Ortega y ha explicado que todo es debido a un “golpe de Estado”, una afirmación sobre la que la misión de la ACNUDH no encontró evidencias.

Desde la ONU lamentaron la decisión que tomó el gobierno. Por su parte, la Organización de Estados Americanos (OEA), expresó su “profunda preocupación” por la decisión del Gobierno. A su turno, la Unión Europea señaló que lo sucedido “va en contra del objetivo de rendir cuentas por las violaciones de los derechos humanos y de servir de justicia a las víctimas de la violencia”.

Condena internacional y aislamiento

Varios países criticaron la reacción y las medidas por parte del presidente Daniel Ortega, comenzando por la vecina Costa Rica, pasando por España que pidió al ejecutivo de Nicaragua que “reconsidere su decisión” y garantice el “cumplimiento de sus obligaciones de respeto a las convenciones internacionales de protección de los derechos humanos”.

Mientras tanto, la aerolínea panameña Copa Airlines que opera varias frecuencias desde Managua hacia Ciudad de Panamá y San José anunció que suspendió los vuelos a lo largo del mes de septiembre. Una decisión similar fue tomada semanas atrás por American Airlines, United Airlines, Delta Airlines, Spirit Airlines.

A esta serie de suspensiones se suma la interrupción definitiva de los vuelos de la aerolínea Volaris, así como la cancelación de la inauguración de los vuelos de Iberia en la ruta Managua – Madrid previstos para el último trimestre del 2018.

Nicaragua atraviesa una profunda crisis política, social y económica que deja hasta el momento entre 322 y 448 víctimas mortales y cientos de heridos, el peor enfrentamiento social desde la década de 1980 cuando se libró una sangrienta guerra civil, también con Daniel Ortega como presidente del país.

Con EFE.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.