Saltar al contenido principal

China destinará 60.000 millones de dólares en financiación para África

El presidente de China, Xi Jinping, y el presidente de Costa de Marfil, Alassane Ouattara, en la ceremonia de bienvenida de la Cumbre China-África en el Gran Palacio del Pueblo en Beijing el 30 de agosto de 2018.
El presidente de China, Xi Jinping, y el presidente de Costa de Marfil, Alassane Ouattara, en la ceremonia de bienvenida de la Cumbre China-África en el Gran Palacio del Pueblo en Beijing el 30 de agosto de 2018. Madoka Ikegami / POOL vía Reuters

El presidente chino, Xi Jinping, anunció 60.000 millones de dólares en ayuda financiera para el continente africano y señaló que condonaría las deudas de algunas naciones africanas con su país. ¿Qué busca el gigante asiático?

ANUNCIOS

El nuevo paquete de auxilios económicos de China al continente africano se materializará en asistencia gubernamental e inversión en proyectos de infraestructura, planes para el desarrollo socioeconómico y protección ambiental, explicó este 3 de septiembre Xi Jinping en el marco de la cumbre China-África.

Al dirigirse a los jefes de Estado en el Gran Salón del Pueblo, el líder aseguró que, de los 60.000 millones de dólares destinados, se incluirán 15.000 millones en prestaciones sin interés. De esa inversión principal, también se entregarán 20.000 millones en líneas de crédito. También se establecerán dos fondos, dedicados al financiamiento para el desarrollo y al financiamiento de las importaciones de productos africanos por un monto acumulado en 15.000 millones.

Sobre Beijing pesan acusaciones por los créditos que ha aplicado en algunas regiones de África y Asia. Según la Iniciativa de Investigación sobre África (Cari), con sede en Estados Unidos, de la Universidad Johns Hopkins, China prestó al continente un total de 125.000 millones de dólares entre 2000 y 2016.

El Gobierno chino, principal socio de África, argumentó que es necesario seguir con los préstamos al continente porque la región aún necesita un desarrollo en infraestructura que sea financiado con la ayuda del gigante asiático.

China orienta su modelo económico hacia la consolidación de la Nueva Ruta de la Seda

En medio de una guerra comercial abierta con Estados Unidos y con la intención de priorizar uno de los principales objetivos de su política exterior, la Nueva Ruta de la Seda, el Gobierno chino planea seguir incidiendo económicamente en el continente.

En África, los chinos están tratando de extender "su creciente lista de países amigos", sobre todo en el norte y la zona francófona de África occidental, observó Adebusuyi Isaac Adeniran, experto de la Universidad Obafemi Awolowo, en Nigeria.

Visto desde el lado africano, "la necesidad de dinero chino ocupará un lugar central en el foro”, predice el experto y podría estar en lo cierto pues el jefe de Estado de Ruanda, Paul Kagame, dijo en la cumbre que la labor de Beijing ha supuesto “una profunda transformación” en toda la región.

Con esta inversión, China podría ir alineando sus intereses con miras a la consolidación de la Nueva Ruta de la Seda, con la que pretende construir puertos, carreteras y más infraestructura que conecte Asia, África y Europa a cambio de inversiones y créditos de decenas de miles de millones de dólares, que preocupan a algunas naciones.

La ayuda económica de China "no es neocolonialismo"

Críticos sobre el nivel de endeudamiento que podrían sufrir las naciones africanas y asiáticas temen que los compromisos económicos que asuman no solo se conviertan en un instrumento que amenace la soberanía nacional sino que desplace la mano de obra local.

Según el líder opositor de las maldivas Mohamed Nasheed, el 80% de la deuda exterior del país está en manos chinas.

Malasia, por ejemplo, canceló varios proyectos enmarcados dentro de la Nueva Ruta. “No podríamos devolver el dinero”, declaró el primer ministro malasio Mahathir Mohamad.

Los países menos desarrollados, necesitados de infraestructuras, ven una oportunidad de crecimiento en los proyectos de la "Ruta de la Seda", sin embargo, algunos de ellos también denuncian el carácter "colonial" de esta ambiciosa iniciativa económica y geopolítica.

En esta línea, Nasheed, denunció "el colonialismo" de esta iniciativa, que amenaza la autonomía del país situado en el sur de la India.

Xi Jinping, responidó a los cuestionamientos argumentando que China "está decidida a aplicar los 'cinco puntos': no interferir en los asuntos internos de África, no imponer su voluntad a África, no vincular los hilos políticos al ofrecer el apoyo de África, no buscar la conveniencia política durante la inversión y el financiamiento en África; y no interferir en los países explorando un camino de desarrollo que se adapte a la situación de su propio país".

El presidente sudafricano Cyril Ramaphosa, defendió la ayuda económica anunciada por el país asiático y dijo que “no es neocolonialismo”.

Con EFE y Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.