Saltar al contenido principal

Choque de manifestaciones de sandinistas y opositores dejan dos heridos en Nicaragua

Manifestantes sanidinistas, opositores y la policía se enfrentaron en las calles de Managua. Los enfrentamientos dejaron dos personas heridas. Managua, Nicaragua. 2 de septiembre 2018.
Manifestantes sanidinistas, opositores y la policía se enfrentaron en las calles de Managua. Los enfrentamientos dejaron dos personas heridas. Managua, Nicaragua. 2 de septiembre 2018. Jorge Torres / EFE

Dos diferentes manifestaciones, una a favor del presidente Daniel Ortega y otra de la oposición, coincidieron en una céntrica calle de Managua, lo que generó enfrentamientos que dejaron dos personas heridas.

Anuncios

Según reportan medios locales, los heridos corresponden a un agente de la Policía Nacional que fue lesionado con un arma blanca y uno de los participantes en la protesta contra el presidente Ortega que resultó herido con arma de fuego. Ambos fueron atendidos en diferentes hospitales de la capital.

La jornada de violencia tuvo lugar en el sureste de Managua, cuando un grupo de hombres encapuchados, sin identificar, que se encontraba a bordo de vehículos con banderas del FSLN y dispararon contra un grupo de personas que participaban en la marcha contra el mandatario nicaragüense, según reportó la agencia EFE.

Minutos después, un vehículo que pertenecía a una patrulla del Equipo Técnico de Investigación de la Policía que custodiaba la manifestación de la oposición, fue incendiado por un grupo de personas que llevaban el rosto cubierto, lo que impidió que los manifestantes o testigos los identificaran.

La policía acusó a la oposición por los actos violentos

La Policía Nacional calificó el hecho como un “acto terrorista que responde a la estrategia de grupos golpistas”, haciendo referencia a la convocados por la Alianza Cívica, en su mayoría estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), que realizaron una marcha pacífica.

De acuerdo con el informe presentado por los oficiales de la policía, en la manifestación de la oposición “participaron grupos de encapuchados con armas de fuego, lanza morteros y bombas molotov y se desplazaban en vehículos sin placas o registro”.

En el informe, los agentes omitieron hacer referencia al grupo de civiles encapuchados, movilizados en vehículos, portando banderas del FSLN que disparó contra los manifestantes de la oposición e hirieron a una persona. En el mismo documento hicieron señalamientos contra la Alianza Cívica "por convocar a una marcha que no fue pacífica; así como a los autores de este acto terrorista”.

La Alianza Cívica es la contraparte del Gobierno nicaragüense en la mesa de diálogo nacional en la que se intenta buscar una salida a la crisis política y social que vive el país. Dicha mesa se encuentra suspendida, a la espera de que el presidente Daniel Ortega decida retornar al diálogo o decida abandonarlo de forma definitiva.

El país centroamericano atraviesa la peor crisis política y social desde la guerra civil de la década de 1980 cuando en ese entonces Daniel Ortega también era presidente. Según diversas organizaciones de derechos humanos, entre 322 y 448 muertos han dejado los enfrentamientos entre las fuerzas armadas, la policía y los manifestantes que buscan la renuncia del mandatario que sólo reconoce 198 víctimas.

Las manifestaciones comenzaron el pasado 18 de abril debido a una reforma al sistema de seguridad social que finalmente no fue implementada, pero dieron paso a exigir la renuncia de Daniel Ortega y su esposa, la vicepresidenta, Rosario Murillo, quienes llevan cerca de 11 años en el poder.

Con EFE y Reuters.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.