Perú anuncia nuevo puerto en Ilo para apuntalar corredor bioceánico

Anuncios

La Paz (AFP)

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, anunció este lunes en Bolivia la construcción de un nuevo puerto en Ilo, al sur de su país, para soportar el comercio por un futuro corredor ferroviario que una los océanos Pacífico y Atlántico.

"Tenemos que hacer una nueva terminal portuaria, porque ya la carga que vendría por tren no podría ser atendida por el actual terminal y para eso estamos invirtiendo con recursos directamente del Ministerio de Transportes", afirmó Vizcarra, durante una reunión con su par Evo Morales, en la ciudad boliviana de Cobija, extremo norte.

El gobernante peruano acotó -citado por la agencia de noticias ABI- que "esa terminal no sería suficiente para mediano y largo plazo".

Planes iniciales que promueve Bolivia buscan construir una línea férrea de 3.700 kilómetros que una los puertos peruanos de Ilo, en el Pacífico, con el brasileño de Santos, en el Atlántico, atravesando territorio boliviano.

Ilo está a unos 1.000 kilómetros al sur de Lima y Santos a 60 km de Sao Paulo. El puerto, donde Bolivia cuenta con un comodato, está a 361 km de La Paz.

El mandatario peruano acotó que "tenemos que seguir pensando en el corredor ferroviario que va a ser un eje que no solamente va a beneficiar a Perú y Bolivia, sino, como lo han manifestado, (también a) Brasil, Paraguay y Uruguay que están interesados en ese gran eje de integración".

Su par boliviano Morales dijo por su lado que "Ilo va a ser un punto estratégico, tendremos un megapuerto de importación y exportación, millones de productos van a pasar por ahí (...) es el proyecto de integración física territorial más grande del Siglo XXI" en la región.

Morales lanzó la idea en 2016, como alternativa de menor costo a un proyecto ferroviario chino de 2015 que uniría puertos del norte de Perú y Brasil atravesando la Amazonía a lo largo de 8.000 kms.

Ese proyecto requería una inversión de 60.000 millones de dólares y recibió críticas de ambientalistas, mientras que el de Bolivia se situaría en unos 15.000 millones de dólares que ya atrajo el interés de empresas de Suiza y Alemania y del gobierno español.

Los dos presidentes, junto a sus gabinetes ministeriales, también acordaron coordinar en la lucha contra el narcotráfico, la descontaminación del compartido Lago Titicaca, el combate al comercio de minerales en frontera y el desarrollo de planes para aprovechar de manera conjunta sus recursos de gas.