Saltar al contenido principal

El cumpleaños más feliz de Carla Suárez

Anuncios

Nueva York (AFP)

Nacer un 3 de septiembre para un tenista de elite significa, en el mejor de los casos, seguir vivo en el US Open. En el de Carla Suárez suponía medirse a Maria Sharapova el día de su trigésimo cumpleaños pero la española se sobrepuso a las emociones y pudo soplar las 30 velas con una enorme sonrisa.

Con el recuerdo amargo aún en su memoria de la temporada pasada, cuando perdió ante la estadounidense Venus Williams, Suárez rompió el lunes además la histórica marca de la rusa por la noche en la Arthur Ashe, con 22 victorias sin derrotas a lo largo de su trayectoria.

Un regalo doble en una jornada inolvidable.

"Ha sido un gran regalo para mí. También jugué el año pasado contra Venus Williams y perdí. Esta vez no quería sentirme como el año pasado. Quería tener un cumpleaños feliz y ahora lo tengo", dijo eufórica en conferencia de prensa.

"Tenía ganas (de vivir un cumpleaños feliz). No es fácil el día de tu cumple estar esperando todo el día un partido así y ya el año pasado me había tocado jugar, había perdido y al final en un día que puede ser especial te vas a la cama un poco triste. Y en una fecha redonda como son los 30 han sido felices", agregó.

Suárez, trigésima cabeza de serie en Nueva York, fue muy superior a su contrincante, basando su juego en un resto demoledor y un esfuerzo físico superior en una velada muy calurosa que pasó factura a su rival.

Así, en apenas una hora y media de juego, la española firmó un doble 6-4 y, con él, igualó su mejor resultado en la competición.

"A mí me hubiera gustado jugar de día, no lo voy a negar. Primero porque es mi cumpleaños y cuando alguien cumple años es un día especial. Te llama mucha gente, te escribe mucha gente. Estás un poquito más pendiente del móvil (celular), más alegre...", aseguró.

"Tener que afrontar un partido así, a las siete de la tarde, con todo el día por delante para mí no es fácil. Hubiera preferido jugar de día primero por eso y segundo porque sabía la estadística de Sharapova pero contra mí nunca había jugado de noche", bromeó.

- Tres de cinco -

En esta edición del campeonato, Suárez cumplió cinco temporadas jugando el día de su cumpleaños, recordando ante la prensa cómo había vencido anteriormente a su compatriota Silvia Soler y a la también rusa Elena Vesnina y resignándose entre risas con sus derrotas ante Serena y Venus Williams.

"Al final soy afortunada de poder vivir mi cumpleaños aquí, de poder vivir mi cumpleaños jugando al tenis que al final es lo que me gusta y sobre todo con una victoria", explicó antes de relatar lo que sintió al ver a los miles de aficionados de la Arthur Ashe en pie, celebrando su victoria y felicitándola por su día.

"Que se pongan en pie, que te aplaudan a veces el corazón te late bastante más rápido, las piernas te tiemblan un poco, al final se agradece tener estas emociones porque al final es para lo que jugamos", sentenció.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.