Saltar al contenido principal

Los talibanes afganos anuncian la muerte del jefe de la temida red Haqqani

3 min
Anuncios

Kabul (AFP)

El fundador de una poderosa red insurgente muy activa en Afganistán, Jalaludin Haqqani, ha muerto de una larga enfermedad, anunciaron este martes los talibanes, sus aliados desde hace tiempo.

"Al igual que sufrió adversidades por la religión de Alá durante su juventud y cuando estaba sano, también sufrió una larga enfermedad en sus últimos años", declara un comunicado de los talibanes afganos hecho público en Twitter.

"Con gran pesar (...) anunciamos que el estimado Al Haj Mawlawi Jalaludin Haqqani falleció después de una larga batalla contra la enfermedad", añadió el texto.

Por el momento se desconoce cuándo y dónde murió pero se cree que vivía en Pakistán y tenía más de 70 años.

Desde 2008 circulaban rumores sobre su muerte, nunca confirmados por los talibanes.

Jalaludin Haqqani es el fundador en los años 1980 de la red epónima creada para combatir la presencia de la URSS en Afganistán y que contó con la ayuda de Estados Unidos y de Pakistán.

Jalaludin Haqqani fue ministro bajo el régimen fundamentalista de los talibanes en los años 1990 y a partir de 2001, cuando estos cayeron, combatió a las fuerzas estadounidenses y de la OTAN.

La red Haqqani es una facción de los talibanes afganos que perpetró numerosos ataques en Afganistán. Se sospecha que mantiene vínculos con Al Qaida y el grupo Estado Islámico, que llevaron a cabo sangrientos atentados en Kabul.

Se le acusa de un atentado con camión bomba que mató a unas 150 personas en mayo de 2017 en Kabul, aunque Sirajudin, uno de los hijos de Jalaludin Haqani, lo haya desmentido en una grabación sonora bastante inusual.

Estados Unidos tacha a la red de grupo terrorista. Se le acusa de asesinar a responsables afganos y de secuestrar a occidentales para obtener el pago de un rescate. Es conocida por el uso de atentados suicidas.

- Poco influyente -

Su muerte, esperada, influirá poco en la evolución de la situación en Afganistán y en Pakistán, dado que la red queda en manos de su hijo Sirajudin Haqqani, estiman los expertos.

"Desde que se enfermó y estuvo encamado en los últimos años, ya no podía dirigir el grupo y su muerte no afectará de ningún modo. Sus hijos han tomado el relevo y dirigen las operaciones", afirmó a la AFP el analista político afgano Atta Noori.

"La red Haqqani seguirá siendo el ala más mortífera de los talibanes y seguirá golpeando como en el pasado porque su principal objetivo operacional es frenar la influencia india y estadounidense en Afganistán", añadió.

"Dudo que su muerte cambie algo", reaccionó un diplomático extranjero en Kabul que pidió permanecer en el anonimato.

Su hijo Sirajudin dirige la red "con un apoyo importante de ISI", añadió el diplomático, refiriéndose al Inter Services Intelligence, los servicios secretos de Pakistán.

En 2011, el almirante estadounidense Mike Mullen describió a la red como un "auténtico brazo armado" de los servicios de inteligencia paquistaníes.

Estados Unidos anunció el domingo su intención de anular 300 millones de dólares de ayuda a Pakistán para la seguridad debido al presunto apoyo a grupos extremistas.

El tema se abordará esta semana en Pakistán durante la visita del secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo, quien se reunirá con su homólogo paquistaní Shah Mehmood Qureshi.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.