Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

EN FOCO

En Irak recuperan a los niños exprisioneros del grupo Estado Islámico

Saber más

ECONOMIA

Chile, la economía más competitiva de Latinoamérica

Saber más

MODA

Una nueva visión de África plasmada en la semana de la moda de Dakar

Saber más

ÁFRICA 7 DÍAS

Costa de Marfil celebró sus elecciones regionales en medio de la tensión

Saber más

EN FOCO

China espera un 'baby boom' tras la política del segundo hijo

Saber más

América Latina

Bolivia: por qué hay cocaleros en contra y a favor de Evo Morales

© Aizar Raldes / AFP | Miles de cocaleros de la región de Yungas marcharon por las calles de La Paz protestando contra el Gobierno del presidente boliviano Evo Morales y exigiendo su renuncia, el 3 de septiembre de 2018.

Texto por Javier Aliaga

Última modificación : 05/09/2018

Desde que el presidente Evo morales, líder vigente de los cocaleros de la zona del Chapare, promulgó en 2017 la Ley de la Coca sus relaciones con los cocaleros de Los Yungas se han deteriorado.

La tensión ha escalado hasta convertirse en un problema explosivo que en recientes días causó tres muertos: un policía y dos campesinos.

Por eso la división de los cocaleros a favor y en contra de Morales se hizo evidente esta semana con las manifestaciones en La Paz de centenares de campesinos de Yungas, que llegaron tras caminar durante siete días para exigir la libertad de su máximo dirigente, Franklin Gutiérrez, que está en prisión desde la semana pasada acusado de ser el supuesto instigador de la violencia que costó la vida al policía.

Los yungueños marchan desde el lunes 3 de septiembre pidiendo la dimisión de Morales, la anulación de la Ley de la Coca, la suspensión de erradicación de coca y un referendo que pregunte a los bolivianos sobre si las plantas de los Yungas o las del Chapare son mejores para los usos legales y tradicionales como el masticado de la hoja.

Los agricultores acampan en avenidas y amenazan con comenzar un bloqueo de carreteras para cercar La Paz si es que no se libera a Gutiérrez porque dicen que es inocente y un perseguido político por su decisión de ser candidato presidencial para enfrentar a Morales.

Los campesinos de Yungas reivindican que su producción de coca además del masticado o "acullicu" que practican campesinos y mineros para evitar fatigas y hambre sirve para usos culturales, religiosos y la producción de infusiones para combatir el mal de altura.

Al contrario, los dirigentes de Yungas sostienen que la producción del Chapare no pasa por los mercados legales y es desviada al narcotráfico para la producción de cocaína.

Así estalló el conflicto que dejó tres personas muertas

Clendon Calamani es un joven de 25 años, hizo la caminata a La Paz desde el pueblo de Asunta, el epicentro del conflicto donde el pasado 24 de agosto murió por disparos el teniente Daynor Sandoval y cuatro días después dos campesinos fueron abatidos por la Policía.

El problema social estalló cuando una patrulla de uniformados iba a erradicar cultivos de coca y fue resistida por los campesinos.

Mientras participaba en una manifestación, Calamani declaró a France 24 que debido a la Ley de la Coca su comunidad Chacarilla quedó delimitada en una "zona roja", es decir donde hay un veto absoluto para las plantaciones, lo cual le dejó sin ingresos.

"Con esa Ley 906 creada por el Gobierno, violando algunos artículos de la Constitución, nos ha sometido, nos han metido erradicación forzosa. Por eso yo no tengo nada de coca, estoy con coca cero. Y la misma suerte ha corrido mi papá", dijo Calamani.

La citada ley fue promulgada en marzo del 2017 y rechazada por dirigentes de Yungas porque permitió la legalización de la coca del Chapare, considerada hasta ese momento "excedentaria" o ilegal.

Nos había hecho muchas promesas, de que él iba a defender, que nos iba a representar a la población sufrida, pero lamentablemente hoy estamos decepcionados

Julián Condori

ONU cifró en 24.500 las hectáreas de coca sembradas en Bolivia

El Chapare es la cuna sindical y política de Morales, que ha sido ratificado como dirigente sindical durante los últimos veinte años.

La norma permitió subir los cultivos lícitos de coca en todo el país de 12.000 a 22.000 hectáreas, aunque según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) a fines de 2017 se computaron en total unas 24.500 hectáreas.

Según el organismo, la mayor parte de la producción de la coca de Los Yungas se comercializa en el mercado legal, mientras que en el caso del Chapare menos del 10 % tiene el mismo destino.

Julián Condori, de la comunidad Los Anguías, da otra razón para militar entre los contrarios a Morales: "Nos había hecho muchas promesas, de que él iba a defender, que nos iba a representar a la población sufrida, pero lamentablemente hoy estamos decepcionados".

Sostiene que Los Yungas ha sido relegado en el desarrollo si se compara con las inversiones realizadas por el Gobierno en el Chapare donde incluso se ha construido un aeropuerto internacional.

"Es el mejor presidente que ha hecho respetar la hoja de coca"

Al contrario, el vicepresidente de la Coordinadora de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba, Julián Cruz, uno de los leales seguidores de Evo Morales, dijo en declaraciones a France 24 que "repudian" el reclamo de la renuncia del mandatario.

"Es el mejor presidente que ha hecho respetar la hoja de coca, que nos ha ayudado viabilizar la ley de la hoja de coca y nos hace respetar. Estamos llegando a la despenalización de la coca", señaló.

Morales, que tiene su propia parcela de coca en Cochabamba, ha pedido que la comunidad internacional deje de considerar a la planta como un estupefaciente y posibilitó que la Constitución boliviana la reconozca como "patrimonio cultural" y "factor de cohesión social".

Archivo: Una mujer aymara vende hojas de coca durante la celebración del día nacional de "acullico" - la práctica de la masticación de coca - en la plaza Villaroel en La Paz, el 12 de marzo de 2015. © Jorge Bernal / AFP

Cruz también rechazó que la hoja de coca del Chapare no sirva para "el pijcheo" o la masticación tradicional y defendió que él y otros agricultores de Cochabamba la usan para esa práctica.

"No comparto con Franklin Gutiérrez que nosotros estamos fomentando la producción de la cocaína", aseveró el dirigente.

La fuerza antidroga ha destruido pozas de maceración de coca y laboratorios cocaína en el Chapare, aunque esa realidad, según subraya el dirigente, corresponde a casos minoritarios: "Siempre va haber una oveja negra en una familia", remacha.

Los cocaleros de los Yungas y el Chapare eran antes aliados en su apoyo a Morales, pero en la actualidad  los yungueños le cuestionan el hecho de seguir siendo líder sindical de los chapareños y, a la vez, mandatario, por lo que aparece como juez y parte en el conflicto.

Primera modificación : 05/09/2018

  • La coca en Bolivia

    Un informe de la ONU registró un incremento del 6% de los cultivos de coca en Bolivia

    Saber más

  • Gobierno - Bolivia

    Evo Morales tiene la presidencia más longeva en la historia de Bolivia

    Saber más

  • Gobierno - Bolivia

    Bolivia estrena la 'Casa Grande del Pueblo', su nuevo palacio presidencial

    Saber más