Duterte en Israel

Israel recibe al polémico presidente de Filipinas

Manifestantes sostienen pancartas que representan a Rodrigo Duterte, afuera de la residencia del presidente israelí, Reuven Rivlin, durante su reunión con el presidente filipino, en Jerusalén, el 4 de septiembre de 2018.
Manifestantes sostienen pancartas que representan a Rodrigo Duterte, afuera de la residencia del presidente israelí, Reuven Rivlin, durante su reunión con el presidente filipino, en Jerusalén, el 4 de septiembre de 2018. Ammar Awad / Reuters

Dos años después de haberse comparado con Adolfo Hitler, Rodrigo Duterte realiza una visita de Estado de cuatro días a Israel. El mandatario quiere reforzar los vínculos bilaterales con ese país, en particular en el ámbito militar.

Anuncios

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, quien se comparó con Adolfo Hitler en 2016, recorrió este lunes 3 de septiembre el memorial del Holocausto en Jerusalén, luego de reunirse con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

"Nunca más. Ojalá pueda el mundo aprender las lecciones de este período de horror y oscurantismo en la historia humana", escribió el presidente filipino este martes en el libro de honor de Yad Vashem, lugar altamente simbólico dedicado a la memoria de los seis millones de judíos exterminados por el régimen nazi.

La oposición en Israel y los defensores de los derechos humanos, manifestaron su indignación por la visita de Rodrigo Duterte, conocido por sus numerosas polémicas y su promoción de las ejecuciones extrajudiciales en su país.

Recordaron las declaraciones de Rodrigo Duterte de septiembre de 2016, tres meses después de su toma de posesión, en respuesta a las críticas de sus sangrientos métodos de lucha contra el crimen y el narcotráfico ."Hitler masacró a tres millones de judíos, bueno, hay tres millones de drogadictos [en Filipinas] y estaría feliz de masacrarlos", dijo, minimizando la importancia del número de judíos exterminados por los nazis.

Estas palabras despertaron una profunda indignación a nivel internacional. Rodrigo Duterte presentó sus disculpas y visitó una sinagoga unos días después.

"Un admirador de Hitler a Yad Vashem"

"Bibi (apodo de Netanyahu) está dispuesto a recibir a un líder ilegítimo que se enorgullece de masacrar a sus conciudadanos y violar los derechos humanos, ¿y por qué? Porque Duterte no duda en apoyar la ocupación" israelí en los territorios palestinos, escribió en Facebook Tamar Zandberg, la líder del partido Meretz (izquierda).

“Un admirador de Hitler a Yad Vashem”, tituló el diario izquierdista Haaretz , según el cual “Israel demuestra una vez más que está dispuesto a cerrar los ojos, sobre las violaciones a los derechos humanos por parte de líderes de este mundo en nombre de la venta de armas y contratos de defensa ".

La visita de Rodrigo Duterte, el primero de un jefe de estado filipino a Israel desde el establecimiento de las relaciones entre ambos países hace 60 años, podría llevar a la firma de contratos significativos, cuando Manila planifica un programa modernización multimillonaria de sus fuerzas armadas.

En 2017, Filipinas se convirtió en un importante cliente de los productos de defensa de Israel, comprando armamento por 21 millones de dólares en radar y material antitanque.

El presidente filipino habló de la "ayuda crucial" de Israel para las fuerzas armadas de su país, lo que les ayudó a "ganar la guerra", una posible referencia a una batalla contra los yihadistas en 2017 .

Duterte y Netanyahu exaltaron las relaciones bilaterales "fuertes" y una amistad "floreciente" al firmar tres acuerdos, comerciales, científicos y sobre los miles de filipinos que trabajan como ayudantes de casa en Israel.

Con AFP

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24