Saltar al contenido principal

La Corte Suprema de Israel autoriza la destrucción de una emblemática aldea beduina en Cisjordania

Anuncios

Jerusalén (AFP)

La Corte Suprema de Israel dio este miércoles luz verde a la destrucción de una emblemática aldea beduina en Cisjordania ocupada, que podrá ejecutarse la semana próxima.

La ONU, gobiernos europeos y varias ONG intentan impedir la destrucción de Jan al Ahmar, constituida de viviendas y estructuras precarias situada al este de Jerusalén y cerca de las colonias israelíes.

Sostienen, que la destrucción permitirá una extensión de las colonias y cortar Cisjordania en dos, complicando aún más la creación de un Estado palestino independiente, solución de referencia de la mayor parte de la comunidad internacional para resolver el conflicto israelo-palestino.

Este miércoles, la Corte Suprema rechazó los recursos jurídicos presentados contra la destrucción de la aldea, por lo cual, dentro de siete días, cuando caduque la medida judicial que suspendió la destrucción el gobierno israelí podrá proceder a la expulsión de los beduinos y a la destrucción de las viviendas.

En mayo la Corte Suprema había rechazado un pedido de los habitantes contra la demolición de la localidad, que para las autoridades fue construida ilegalmente, pero había suspendido de forma provisional la demolición tras recibir dos recursos jurídicos.

El gobierno israelí propuso a los habitantes de Jan al Ahmar instalarse cerca de Abu Dis, en Cisjordania ocupada, pero estos se niegan argumentando que el lugar está cerca de un vertedero de basura, en una zona urbana en la cual no podrán hacer pastar a sus animales.

El ministro israelí de Defensa, Avigdor Lieberman, se congratuló por la decisión de la Corte Suprema.

"Felicito a los jueces por su decisión valiente frente a los ataques hipócritas orquestados por Abu Mazen (Mahmud Abas, el presidente palestino), la izquierda y los países europeos", dijo Lieberman en su cuenta Twitter.

"Nadie nos impedirá ejercer nuestra soberanía y nuestra responsabilidad en tanto que Estado", agregó.

- "Críticas a la Corte Suprema" -

Los defensores de los beduinos justifican la construcción de la aldea sin autorización por la imposibilidad de obtener permisos en una gran parte de Cisjordania, ocupada por Israel.

Tawfiq Jabareen, abogado de los habitantes, acusó a la Corte Suprema de "seguir al gobierno de derecha israelí" y no descartó una resistencia de los beduinos.

"Nunca vi a nadie quedarse con los brazos cruzados cuando es expulsado y le destruyen la casa", dijo Jabareen, cuando la AFP le preguntó sobre si los beduinos palestinos iban a partir pacíficamente.

Israel ocupa desde hace más de 50 años Cisjordania, donde varias comunidades beduinas están instaladas al este de Jerusalén, en un sector en el que, según varias ONG defensoras de los derechos humanos, Israel proyecta extender la colonización.

El 4 de julio más de 30 personas resultaron heridas, según la Media Luna Roja, en enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad israelíes y manifestantes que intentaban impedir el despligue de topadoras alrededor de la aldea.

Entre la Cisjordania ocupada y Jerusalén Este más de 600.000 colonos israelíes viven al lado de casi tres millones de palestinos.

Las colonias israelíes se van apoderando poco a poco de las tierras palestinas, achicando el territorio en el cual los palestinos quieren asentar su futuro estado. A mediano plazo las colonias privan a los palestinos de una continuidad territorial y por ende hacen inviable le proyecto de estado palestino.

La colonización es ilegal desde el punto de vista del derecho internacional. Una gran parte de la comunidad internacional la considera como un obstáculo mayor para la paz entre Israel y los palestinos.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.