Saltar al contenido principal

Emmanuel Macron llama a su gabinete "a resistir" para continuar con "las grandes transformaciones"

El presidente Macron se reunió con su nuevo gabinete tras la renuncia de dos secretarios en los últimos días. Macron les pidió "resistir" en un año donde emprenderá varias reformas al conocido sistema de bienestar francés.

Anuncios

El presidente Emmanuel Macron y sus ministros se reunieron este 5 de septiembre en un consejo, el primero después de la renuncia del titular de Ecología Nicolas Hulot y la ministra de Deportes Laura Flessel. También días después de que una encuesta Ifop encargada por 'Paris Match' demostrara que el jefe de Estado ha perdido 10 puntos de popularidad durante el verano. El caso Benalla, las dudas sobre el cambio en el sistema de recaudación del impuesto a la renta o el nombramiento de un amigo suyo, el escritor Philippe Besson como cónsul en Los Ángeles, parecen haberle pasado factura.

Por eso, de manera inusual, Macron permitió al abrir la reunión el ingreso de las cámaras de televisión. Estas pudieron grabar al presidente cuando invitaba a sus secretarios de Estado "resistir" para continuar con "las grandes transformaciones" pese "a un montón de desafíos".

"El semestre que se abre no será más silencioso ni más inactivo que el anterior", agregó el jefe de Estado mientras daba la bienvenida a sus dos nuevos ministros, François de Rugy y Roxana Maracineanu, que este 4 de septiembre reemplazaron a Nicolas Hulot y Laura Flessel respectivamente.

El mandatario insistió frente a su Gobierno que "debemos realizar transformaciones concretas con la dificultad de que nada de lo que hemos estado haciendo durante 15 meses dará frutos en lo inmediato. No vamos a dar más dinero a uno ni solucionar problemas que no se han arreglado desde hace decenios", se defendió. En estos periodos según Macron, “hay que resistir, explicar y llevar con fuerza el combate” dijo para terminar su alocución frente a las cámaras.

El Consejo de Ministros fue seguido por un seminario gubernamental, al final del cual el primer ministro Edouard Philippe iba a "detallar el funcionamiento futuro del Gobierno", según el Ejecutivo. El Gobierno debe además enviar en las próximas horas la hoja de ruta de todas las reformas sociales que tiene previstas tanto a los sindicatos como a los empresarios.

De Rugy enumeró los grandes temas ecológicos

En su primer acto como nuevo ministro de Ecología, François de Rugy, insistió este miércoles 5 de septiembre en que sigue en la “acción” y en referencia a la oposición dijo a BFM TV que quiere trabajar con todos "los que quieran hacer avanzar la ecología". De Rugy enumeró los “grandes temas que están sobre la mesa” insistiendo en la energía “con la puesta en marcha de la ley de transición energética y la programación plurianual de la energía".

Efectivamente este es uno de los temas calientes que tiene en sus manos el Gobierno Macron, criticado en una tribuna en 'France Info' por las organizaciones ecologistas que tras la renuncia de Hulot explicaban que “la orientación política del Jefe de Estado dejó poco espacio para una verdadera transición ecológica y solidaria. A pesar de la ambición declarada del ministro de Ecología, el deseo de Emmanuel Macron de preservar la cabra ecológica y la col productivista no contribuyó a crear una política ecológica legible y coherente".

Informe desde París: Macron sostiene primera reunión con sus nuevos ministros

Otros temas polémicos: reforma al impuesto de renta, función pública y pensiones

Otro de esos temas pendientes es la reforma del sistema de colecta del impuesto a la renta, que pasaría a ser extraído directamente de la nómina de los trabajadores mes a mes y no un año más tarde como ocurre actualmente. De regreso de vacaciones, Macron se mostró dubitativo pues es un tema impopular.

Anoche 4 de septiembre, sin embargo, su primer ministro zanjó el tema en TV anunciando que la reforma se aplicará desde enero del 2019. Básicamente la oposición criticó los errores registrados en la fase de prueba de este sistema: “tendremos aquí y allá pequeños problemas en enero próximo, es normal, pero no habrá caos informático”, se defendió el ministro de Presupuesto Gérald Darmanin.

Otros asuntos complejos son la reforma de la función pública pues incumbe a millones de personas. El proyecto de ley debe estar listo en el primer semestre del 2019. La promesa de Emmanuel Macron es suprimir 120 mil puestos al 2022 lo que augura manifestaciones callejeras.

Otro dossier espinoso es el de la reforma a las pensiones. Aunque el mandatario se comprometió a no tocar la edad de jubilación, espera poner en práctica un régimen universal y terminar con los casos especiales.

Macron se ha propuesto además un plan anti-pobreza para acallar a quienes le tachan de presidente de los ricos. Este debe incluir una serie de medidas para mejorar la vida del 14% de la población francesa que vive bajo el suelo de la pobreza.

Se trata de garantizarles un real “acompañamiento hacia la actividad, el trabajo, la salud, la vivienda y la educación” en palabras de Macron que en un discurso se quejó “del montón de plata” que se gasta Francia en ayudas sociales. La reforma del seguro de cesantía y del sistema de salud auguran también algunos dolores de cabeza al Ejecutivo.

Con AFP, BFM y LCI

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.