Saltar al contenido principal

En medio de protestas, comenzó la audiencia de confirmación de Brett Kavanaugh para el Supremo

El juez Brett Kavanaugh, nominado por el presidente Donald Trump a la Corte Suprema, prestó juramento ante el Comité Judicial del Senado durante su audiencia de confirmación ante el Tribunal Supremo en el edificio de la Oficina del Senado en Capitol Hill, Washington D. C., EE. UU., el 4 de septiembre de 2018.
El juez Brett Kavanaugh, nominado por el presidente Donald Trump a la Corte Suprema, prestó juramento ante el Comité Judicial del Senado durante su audiencia de confirmación ante el Tribunal Supremo en el edificio de la Oficina del Senado en Capitol Hill, Washington D. C., EE. UU., el 4 de septiembre de 2018. Chip Somodevilla / Pool vía Reuters

Brett Kavanaugh, el nominado por el presidente de EE. UU., Donald Trump, para convertirse en juez vitalicio del Tribunal Supremo, defendió la separación de poderes en el primer día del proceso de confirmación de su candidatura, en medio de protestas.

Anuncios

Bastante agitada y caótica resultó la primera jornada de la audiencia de confirmación del senador del Partido Republicano, Brett Kavanaugh, el nominado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para ocupar el cargo de juez vitalicio en la Corte Suprema de Justicia de ese país.

Aunque todo comenzó con calma y normalidad, la tensión fue aumentando a medida que transcurría la audiencia. En la sala y el edificio de la oficina del Senado en Capitol Hill, hubo continuas protestas durante el día y fueron detenidas unas 70 personas, según la Policía del Capitolio.

Entre los manifestantes, se encontraba un grupo de mujeres que usaron vestidos inspirados en la novela de "El Cuento de la Criada", de la canadiense Margaret Atwood. Entre los detenidos se hallaba la actriz estadounidense Piper Perabo, según informó ella misma en su cuenta de Twitter.

Kavanaugh levantó ampolla en las huestes demócratas al decir que "el Tribunal Supremo es la última línea de defensa de la separación de poderes y los derechos y libertades garantizadas en la Constitución" y que el alto tribunal "nunca puede ser visto como una institución partidista". Esto a pesar de que sus jueces son elegidos por el presidente de la república y confirmados por el Senado.

Las críticas de los demócratas por la candidatura de Kavanaugh

Los opositores demócratas habían criticado a Trump previamente por sus declaraciones polémicas sobre la Justicia, pero este martes 4 de septiembre la gota que rebasó la copa fue el poco tiempo que tuvieron para revisar un archivo de 42.000 páginas sobre la labor de Kavanaugh en la Casa Blanca durante el mandato del expresidente George W. Bush (2001-2009). Kavanaugh formó parte de la oficina del asesor legal de la Casa Blanca entre 2001 y 2003 y fue secretario de personal de la misma entre 2003 y 2006.

La oposición tan solo tuvo unas horas desde la noche anterior a la audiencia para revisarlos a pesar de que habían hecho una solicitud en varias ocasiones. Algo que algunos de los miembros consideraron "inhumano" y tildaron de error judicial la nominación de Kavanaugh, pues consideran que Trump quiere manipular la Corte Suprema con un alfil que le permita desviar investigaciones que lo salpican a él y a su partido.

De hecho, el senador Patrick Leahy, señaló que un día antes del inicio de la audiencia, Trump sugirió que el Fiscal General frenara dichas investigaciones.

Las protestas se presentaron adentro y afuera de la sala de audiencias. Durante las manifestaciones se entonaron consignas contra la posición de Kavanaugh en ámbitos como el aborto y el derecho al porte de armas. Esto a pesar de que el senador republicano prometió que mantendrá "una mente abierta en todos los casos".

Uno de los momentos más polémicos de la jornada fue cuando Fred Guttenberg, padre de una de las víctimas de la matanza de Parkland (Florida), en la que murieron 17 personas en febrero de 2018 en una escuela de secundaria, extendió la mano para saludar a Kavanaugh y este le dio la espalda.

La reacción de Trump ante el caos en el Capitolio

Trump reaccionó y expresó, como de costumbre, en su cuenta oficial de Twitter que los demócratas, a quienes llama "el otro lado", dirán "cualquier cosa y solo buscan infligir dolor y vergüenza a uno de los juristas más renombrados que haya estado nunca ante el Congreso. ¡Una pena!".

El magistrado conservador fue escogido por Trump el 9 de julio tras la jubilación de Anthony Kennedy, juez derechista moderado del alto tribunal.

Entre las personas que se encargaron de presentar a Kavanaugh ante el comité estuvo Condoleezza Rice, exsecretaria de Estado de Bush entre 2005 y 2009, y que coincidió con Kavanaugh en la Casa Blanca.

Kavanaugh está llamado a consolidar un giro al conservatismo en la corte más importante del país, compuesta por nueve jueces que ocupan puestos vitalicios y que son nombrados por el presidente y confirmados por el Senado.

Las audiencias en el comité continuarán en un principio hasta el viernes y posteriormente la candidatura se debatirá en la Cámara Alta.

Con EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.