Saltar al contenido principal

Japón: al menos 10 muertos y 300 heridos deja el tifón Jebi

Un puente averiado que conecta el aeropuerto de Kansa luego de que se estrellara un buque cisterna de 2.591 toneladas por el fuerte viento provocado por el tifón Jebi, el 5 de septiembre de 2018.
Un puente averiado que conecta el aeropuerto de Kansa luego de que se estrellara un buque cisterna de 2.591 toneladas por el fuerte viento provocado por el tifón Jebi, el 5 de septiembre de 2018. Kyodo / vía Reuters

Cerca de 5.000 personas estuvieron atrapadas y tuvieron que pasar la noche en la terminal aérea. Adempás, el aeropuerto internacional de Kansai, en Osaka, quedó inundado, tras el paso del fenómeno natural.

Anuncios

“Las cifras confirmadas, hasta ahora, son 10 muertos y 300 heridos”, aseguró este 5 de septiembre en rueda de prensa el secretario en jefe del Ejecutivo japonés, Yoshihide Suga.

La mayoría de las víctimas por el paso del tifón Jebi sufrieron caídas por las ráfagas huracanadas o resultaron golpeadas por objetos proyectados por el viento.

Pero Jebi también dejó cuantiosas pérdidas materiales, según las autoridades, que aún evalúan los daños. Las fuertes ráfagas de viento arrancaron fragmentos de techos y fachadas de numerosos edificios en ciudades como Kioto y Osaka.

Además, voltearon centenares de automóviles, incluidos camiones y autobuses, según las impactantes imágenes registradas por los medios nipones o difundidas por los ciudadanos en las redes sociales.

La guardia costera informó que decenas de barcos quedaron a la deriva luego de que la marea hiciera que perdieran su anclaje, también por causa de los fuertes vientos.

Asimismo, los daños económicos se estiman por la suspensión de actividades de importantes industrias, como el gigante automovilístico Toyota, el cierre de centros comerciales y de lugares turísticos en las ciudades de Osaka, Kioto y Nagoya.

Las autoridades locales lo calificaron como el tifón como el más fuerte de los últimos 25 años y es la primera vez que la Agencia Meteorológica del país califica un ciclón en territorio japonés de “muy fuerte”.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, se vio obligado a cancelar un viaje que tenía previsto al suroeste nipón para enfrentar el desastre. El líder se comprometió a “hacer todo lo posible” para reconstruir las infraestructuras dañadas.

El aeropuerto internacional de Kansai, seriamente afectado

El aeropuerto internacional de Kansai, en la bahía de Osaka, es uno de los lugares más afectados. La terminal aérea, la tercera con más tránsito en el país, quedó inundada y con alrededor de 5.000 personas atrapadas, que luego fueron trasladadas.

Imágenes de televisión mostraron que las pistas de aterrizaje quedaron completamente cubiertas de agua. Las autoridades informaron que el lugar está cerrado y permanecerá así de forma indefinida, hasta que puedan garantizar la seguridad.

En todo el país, el fenómeno natural obligó a la cancelación de alrededor de 800 vuelos. “Siento alivio de irme, no creo que vuelva a tener la misma experiencia, fue doloroso”, aseguró uno de los miles de viajeros afectados a Reuters.

El aeropuerto de Kansai está construido sobre una isla artificial en la Bahía de Osaka, a unos 5 kilómetros de la costa de la prefectura de la misma localidad.

El puente que une a la terminal aérea con la ciudad de Izumisano también resultó averiado luego de que contra él chocara un camión cisterna, debido a los fuertes vientos de hasta 216 kilómetros por hora, según informó la guardia costera.

Con EFE Y Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.