Saltar al contenido principal

La CPI se declara competente para juzgar la deportación de rohinyás de Birmania

Anuncios

La Haya (AFP)

La Corte Penal Internacional (CPI) se declaró este jueves competente para investigar el éxodo forzoso de la minoría musulmana rohinyá de Birmania, que podría constituir un crimen contra la humanidad.

"La CPI decide que la Corte puede ejercer su competencia sobre la presunta deportación del pueblo rohinya de Birmania hacia Bangladés", declaró en un comunicado oficial.

Este jueves, el gobierno birmano negó hacer comentarios sobre este comunicado al ser contactado por la AFP.

Unas 700.000 personas pertenecientes a esta minoría musulmana apátrida han huido del estado de Rakáin, ubicado al norte de Birmania, hacia Bangladés desde agosto de 2017, escapando de una sangrienta represión militar.

La violencia militar ha dejado a su paso aldeas incendiadas y devastadas, y sus efectivos están acusados de violaciones y asesinatos.

En una medida sin precedentes, en abril, la fiscal principal de la CPI, Fatou Bensouda, solicitó a los magistrados del único tribunal permanente de crímenes de guerra en funciones del mundo que determine si es posible investigar las deportaciones de rohinyás como crimen contra la humanidad.

Se trata de una solicitud legal complicada, puesto que Birmania no es signatario ni miembro del Estatuto de Roma, instrumento constitutivo de la CPI.

Sin embargo, Bangladés sí es miembro y Bensouda argumentó que debería brindarle a su fiscalía jurisdicción para investigar la difícil situación de los rohinyás.

Ella comparó la deportación con "un tiroteo en la frontera", argumentando que el crimen "no se concreta hasta que la bala (disparada desde un Estado) alcanza y mata a la víctima (que se encuentra en otro Estado)".

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.