Saltar al contenido principal

Los lazos amarillos que causan polémica en Cataluña

Lazo amarillo gigante en apoyo a los exfuncionarios catalanes detenidos, considerados presos políticos. 28 de abril de 2018.
Lazo amarillo gigante en apoyo a los exfuncionarios catalanes detenidos, considerados presos políticos. 28 de abril de 2018. Pau Barrena / AFP

Los lazos amarillos son característicos de los independentistas catalanes. Para algunos ciudadanos, son una muestra de libertad de expresión, para otros, constituyen una ofensa.

Anuncios

Los lazos amarillos son el símbolo de los separatistas catalanes que piden la liberación de los exfuncionarios que fueron detenidos tras la declaración unilateral de independencia por parte del Gobierno catalán de octubre de 2017.

"Creo que debe haber libertad para que todos podamos expresar la indignación que tenemos como pueblo porque gente inocente fue encarcelada", asegura Nuria García, una simpatizante de la causa independentista.

Asimismo, otros catalanes como Sandra Lanuza explican que los lazos son un símbolo de libertad de expresión.

"Todos deberían ser libres de expresar su opinión. Especialmente en política, en una forma calmada y tranquila", defiende.

Cada vez es más común ver estos símbolos en diferentes partes de la región. Sin embargo, son el centro de una fuerte polémica pues muchos ciudadanos los consideran una ofensa.

José Miguel Velasco es uno de ellos. Argumenta que "transmiten una idea de falsa unidad en Cataluña sobre la independencia", asimsimo resalta que "son una calumnia contra todo un país".

Brigadas para retirar los lazos amarillos

Es por ello que los ciudadanos y grupos políticos se han unido en brigadas que, durante las noches, retiran los polémicos símbolos.

José Casado hace parte de uno de los equipos y asegura que hay muchas personas que, además de no estar de acuerdo con la causa independentista, consideran que los exfuncionarios que están privados de la libertad merecen este castigo.

"No creemos que sean presos políticos. Creemos que son golpistas que están presos porque intentaron perpetrar un golpe de Estado en Cataluña y dejaron una fractura social desde ese día", destaca.

Los integrantes de las brigadas, que se visten con un traje blanco y máscaras de plástico para no ser reconocidos, señalan que continuarán su misión hasta retirar todos los lazos amarillos.

No obstante, quienes sí creen que los detenidos son presos políticos no se muestran preocupados por la retirada de los símbolos. Aseguran: "mañana los volveremos a poner".

Con AP y AFP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.